Por Revista Summa

  • Menores tasas de interés e inversión en infraestructura podría beneficiar la economía nacional.
  • Mejorar la confianza de los consumidores y empresarios es tarea fundamental

Un análisis del comportamiento de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos, realizado por el Grupo Financiero ACOBO, señala que la tendencia a la baja de los Bonos del Tesoro de Estados Unidos beneficia la colocación de Eurobonos costarricenses. Se trata de una emisión por $1.500 millones que la Asamblea Legislativa aprobó a mediados de julio.

Luis Diego Herrera, analista económico de Grupo Financiero ACOBO, explicó que debido a que el costo de la emisión de Eurobonos de Costa Rica tiene como referencia las tasas de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos, lo que les suceda a estas tasas de rendimiento puede beneficiar (si baja) o perjudicar (si sube) a Costa Rica.  

“El mejor escenario para la colocación de deuda externa de Costa Rica es que el rendimiento de los bonos de Estados Unidos tienda a la baja. En lo que transcurre del presente año, el rendimiento de los bonos del Tesoro con vencimiento a 10 años se ha reducido 100 puntos base”, indicó Herrera.  

Recuperar la confianza, el gran reto

La emisión de los Eurobonos tiene varios objetivos:Hacienda buscará mejorar las condiciones de tasas y plazos para su deuda pública, que a finales del año pasado pagó rendimientos muy elevados para obtener recursos necesarios que le ayudara a paliar la crisis fiscal.

Y otra meta no menos importante es que al buscar recursos en el exterior, la entidad dirigida por la ministra, Rocío Aguilar, restará presión sobre el mercado local, particulamente sobre las tasas de interés.

Lo anterior vendría a darle una bocanada de aire a los esfuerzos del Gobierno por mejorar los indicadores de empleo y acceso al crédito de los costarricenses, que ante el actual panorama de desaceleración económica se han mostrado renuentes a contraer deudas. Con mejores tasas habrá mejores condiciones de crédito, por ejemplo, para el sector productivo.

“El crédito bancario se encareció a finales de 2018, lo que afecta el crecimiento de la economía pues el nivel de tasas no incentiva a que los costarricenses asuman nuevos créditos.

Si el Ministerio de Hacienda reduce su participación en la demanda por más recursos en el mercado local, las tasas de interés no tendrán presión excesiva al alza, incentivando la demanda por créditos”, explicó el analista del Grupo Financiero ACOBO.   

Mencionó que en un entorno como el actual generar confianza en las personas es una tarea prioritaria por parte del Ministerio de Hacienda, tanto en el entorno externo como localmente.

“El Gobierno debe realizar un esfuerzo adicional a la baja en tasas de interés e invertir en infraestructura para beneficiar la economía nacional”, agregó el analista.

Finalmente puntualizó que el Ejecutivo debe comunicarle a la ciudadanía todas las buenas noticias que obtenga, sean pocas o muchas, para que se modifique la percepción de desconfianza que prevalece en el país y empiece a surgir el optimismo entre los costarricenses.

Pin It on Pinterest

Share This