Conocer el estado de sus finanzas, encontrar las fugas de dinero y hacer un uso inteligente de sus ingresos, marcan la diferencia para alcanzar la estabilidad financiera independientemente de la época del año.

Por Revista Summa

Entrado el inicio del año y acabada la euforia de la navidad, es frecuente que muchas personas se topen con un golpe de realidad para sus finanzas personales. Ahora comienza una temporada donde el sobreendeudamiento, atraso en pagos, la poca capacidad para cubrir gastos fijos y la dificultad para satisfacer las necesidades básicas se hacen presentes. A este periodo se le conoce como “cuesta de enero”.

Sin embargo, la mal afamada “cuesta de enero” es totalmente superable si se es capaz de mantener el orden y la disciplina, además de abrazar con optimismo nuevos hábitos de educación financiera que le permitan responder a los vaivenes económicos que pueden surgir de situaciones inesperadas. Por esa razón, expertos en finanzas personales de“Aprende y Crece”, el programa de Educación Financiera y Negocios de Banco Azteca, comparten tres consejos que le ayudarán a enfrentar con habilidad la temida llegada de enero y superar con eficacia económica el resto de meses del año.

1- Haga un diagnóstico financiero temprano: Conozca al detalle su situación económica, sepa con cuánto dinero contará al inicio del año. Posteriormente, identifique los gastos que debe cubrir de forma obligatoria en enero, como alquiler, servicios (agua, luz, teléfono, internet… etc.), alimentos, transporte, el pago de tarjetas de crédito o préstamos.

En el caso de que no pueda cumplir con la totalidad de estos egresos, será el momento de tomar decisiones, y eliminar todos aquellos gastos que no sean prioritarios. Recuerde, una vez que conozca la condición de sus finanzas, podrá tomar las acciones pertinentes para superar con éxito las primeras semanas del 2020.

2- Encuentre sus fugas de dinero: Las fugas de dinero son aquellos gastos minúsculos e innecesarios que se realizan de manera constante e inconsciente, los cuales pueden reducir los ingresos de forma casi invisible pero significativa. Pero si estos se identifican a tiempo se podrán controlar y eliminar.

Para hallar sus fugas de dinero sume en una hoja de papel cada una de las pequeñas transacciones que realiza a lo largo del día. Por ejemplo, si pasó al lado de una tienda y decide comprar unas golosinas.

Esto le permitirá identificar si el egreso se debe a un hecho aislado, o si es una acción recurrente que no había contabilizado; por ejemplo, si se le hizo tarde y gasta en un taxi para ir al trabajo, esto no debería causar problemas, a menos que se convierta en un hábito, entonces sí genera una fuga de dinero.

Según “Aprende y Crece” de Banco Azteca, es necesario diferenciar entre nuestras necesidades y deseos para poder determinar prioridades, sobre todo en tiempos financieramente complicados. En el momento que identifique y controle sus fugas de dinero estará en el camino para conseguir su estabilidad financiera.

3- Utilice inteligentemente el dinero: Al presentar dificultades económicas concéntrese en definir sus prioridades, recuerde que las necesidades van antes que los deseos. Si guardó un poco del aguinaldo, utilícelo para pagar deudas pequeñas o las que más intereses generan. Además, puede limitar el uso de tarjetas de crédito para no alargar el endeudamiento. Por otra parte, si piensa pedir un préstamo para cubrir sus deudas asegúrese de planificar la manera en que lo pagará en el futuro, así se evitará intereses, penalizaciones o un mal puntaje en su historial crediticio.

Es fácil, sólo necesita un poco de organización para comenzar el 2020 con el píe derecho.

Pin It on Pinterest

Share This