Complemente las medidas de higiene, aislamiento y distanciamiento social con prácticas para fortalecer el sistema inmune, mejorar su condición física y sobrellevar de mejor manera el temor, la ansiedad y el estrés que genera esta situación.

Por Alejandra Soto

La capacidad de nuestro organismo de sobrellevar de mejor manera un posible contagio de COVID-19 depende de muchos factores, entre ellos el estilo de vida. Un débil nivel alimentario, mal manejo del estrés, falta de descanso y poca actividad física deprimen el sistema inmunológico, al que hay que prestar vital atención hoy en día.

De acuerdo con Ana Carolina de Barrascout, nutricionista certificada en Coaching Nutricional y directora de Qílife Smart Nutrition, por las características del nuevo coronavirus los nutrientes clave para fortalecer las defensas naturales y los niveles de Glutatión del organismo incluyen las vitaminas A, C, D y E; Omega 3, zinc y selenio. Consumirlos a través de alimentos sólidos o jugos no hace mayor diferencia.

Eso significa que no pueden faltar estos alimentos: variedad de frutas y vegetales, con énfasis en aquellos que tienen un color verde oscuro, amarillo, rojo y anaranjado intenso; los granos, leguminosas y todo lo que sea de origen integral; las semillas y las grasas de origen vegetal, y el pescado, por la importancia del Omega 3. “Otra sustancia que ayuda al sistema inmunológico son los Probióticos, presentes en alimentos fermentados como el yogurt y el kéfir”, destaca la especialista.

Mantenerse fit durante la cuarentena

Para Rebeca Rubio, campeona de fitness y entrenadora certificada por la NCSF (National Counselor Strengh and Fitness), la pandemia debería verse como un tiempo para buscar alternativas saludables, mejorar nuestros hábitos y, porque no, nuestro cuerpo. Por lo tanto, dedicar de 20 a 30 minutos diarios a hacer ejercicio es muy recomendable.

“Estando en casa se pueden realizar todo tipo de ejercicios usando los mismos muebles o equipos caseros, desde un par de litros de agua en lugar de mancuernas con peso, ligas elásticas, una silla y una pared. Lo mejor es realizar ejercicios con el propio peso primero, para luego ir progresando con el uso de equipo adicional, y trabajar para fortalecer principalmente el abdomen, la zona lumbar, las piernas y los brazos, usando como recurso ejercicio libre (sentadillas, desplantes, push ups, etc.)”, recomienda Rubio.

Importancia de la salud mental

Tener habilidades emocionales para sobrellevar la angustia, el miedo, la tristeza y el estrés también es esencial en este tiempo. Para comprender cómo nos ha afectado el distanciamiento, las medidas de cuarentena y las presiones económicas, y qué podemos hacer para estar mejor, Eddy Argueda, psicólogo, consultor organizacional y cofundador de Funti- vity Work Lab, recomienda partir de que el bienestar es una “mesa de tres patitas”: afiliación, que implica tener vínculos significativos; autonomía, que significa sentirnos capaces de tomar nuestras propias decisiones; y competencia, tener las habilidades para responder a los retos que se nos plantea. “Las medidas que necesitamos en este momento podrían afectar las tres patitas de esa mesa. Por lo tanto, hay que generar estrategias positivas y sanas. Para la afiliación es fundamental reaprender a estar en contacto con gente y nuestros seres queridos por teléfono o videollamadas, por ejemplo. Para la autonomía, recomiendo que pongamos menos atención a las noticias y más atención a la creatividad. Para la competencia, es partir de que es tiempo de reinventarnos y aprender aquello que nos haga volver a sentirnos competentes y explorar opciones con curiosidad. Finalmente, hay que agradecer. El agradecimiento tiene un efecto impresionante en la estabilidad mental y en nuestro sentido de bienestar”, destaca el profesional.

¿Y los suplementos vitamínicos?

El consumo de suplementos vitamínicos se recomienda solo si existe déficit, riesgo potencial de deficiencia de algún nutriente o cuando se lleva una alimentación de baja calidad. Lo ideal es que sea un profesional quien emita el criterio, evalúe a la persona y su dieta.

“Es importante cuidar no consumir megadosis de nutrientes, sino cantidades más cercanas a la recomendación dietética diaria”, afirma Ana Carolina de Barrascout, especialista en nutrición.

Pin It on Pinterest

Share This