En los próximos cinco años se verá una industria de servicios financieros muy distinta, que dependerá de la velocidad con la que los actores de la Banca evolucionen con las nuevas tendencias.

Por Mundo Ejecutivo

El acelerado avance tecnológico ha obligado a los clientes a optar por las opciones más innovadoras en la industria financiera. Por eso, los bancos han estado evolucionando para atender la oferta y demanda de los usuarios que se han vuelto cada más exigentes.

Todo lo anterior llevan a los bancos a plantearse fuertes cambios y a discutir un nuevo modelo de banca para el futuro basado en requerimientos, que probablemente obligará a la banca adoptar un nuevo modelo durante los próximos cinco años. Algunos de los cambios son:

1. Canales de atención: Tradicionalmente los bancos han medido su penetración y participación del mercado a través de la cantidad de sucursales, tamaño de ellas y cantidad de ejecutivos que trabajan. Dado el aumento en la cantidad de público que tiene acceso hoy al sistema bancario, este modelo bancario es cada vez más difícil de cumplir. Es muy probable que en los próximos cinco años se defina un nuevo modelo de sucursales, en donde los bancos van a disminuir significativamente la cantidad de sucursales manteniendo sólo algunas estratégicas para atender operaciones complejas (créditos hipotecarios, banca de inversiones, finanzas personales, etcétera). En este sentido, los asesores deberán migrar a un modelo de asesoría personalizada que genere valor a los clientes del futuro

2. Experiencias personalizadas por clientes: Debido al aumento de personas que tienen acceso al sistema bancario hoy día, es imposible identificarlas a todas con las herramientas y plataformas tradicionales. Esto hizo que los bancos recurrieran a la estandarización de sus propuestas de valor, diferenciadas básicamente por segmentos de acuerdo a la renta y ventas. La mayoría de las instituciones bancarias se encuentra revisando sus modelos de segmentación y de venta, su propuesta de productos y servicios, e incorporando las variables de comportamiento a sus análisis, mostrando muy buenos resultados. Además, es muy probable que veamos cada vez a más instituciones que utilizan modelos analíticos más complejos para incluir todas las variables de comportamiento, a las variables demográficas tradicionales de sus modelos.

3. Digitalización y el Rol del CEO: El avance hacia la digitalización de las operaciones bancarias es otra tendencia creciente como parte de los bancos para disminuir sus costos operativos y sus tiempos de atención. El hecho de que la supervisión de los organismos reguladores hacia los bancos también está aumentando, lo que lleva a aumentar la necesidad de preparar informes regulatorios de manera rápida. Se ha buscando implementar nuevos roles dentro de las organizaciones. CDO (Chief Data Officer), COO, (Chief Operating Officer), CIO (Chief Information Officer, aparte del IT Officer).

4. Implementación de nuevas plataformas tecnológicas: La industria muestra un avance muy lento hacia la incorporación de nuevas tecnologías que les permitan absorber el gran volumen de información que se está generando actualmente. Se vuelve cada vez más urgente la discusión sobre la adopción de una arquitectura de datos unificada, donde se puedan incorporar ágilmente nuevas tecnologías analíticas que permitan integrar de manera transparente, el ambiente tradicional de data warehouse y data marts junto con los nuevos tipos de información. A lo anterior hay que agregar la nueva tendencia relacionada con la incorporación de un nuevo elemento a la arquitectura de sistemas tradicional: la utilización de la “nube” (cloud technology).

5. Medios de pago: La tendencia sobre el uso del Smartphone como medio de pago es una realidad que va a estar implementada a corto plazo. Hoy el uso de POS (tanto por parte de los vendedores como por parte de los usuarios individuales) y de los canales de corresponsalía es una práctica extensiva en la industria. Se observa que la tendencia de uso viene en aumento, incluso compitiendo con los canales remotos “más tradicionales” (transferencias web y portales electrónicos). Esta tendencia probablemente traiga consigo mayor presión a la estabilidad de los sistemas de los bancos, ya que el volumen de este tipo de transacciones continuará aumentando.

 

 

 

Pin It on Pinterest

Share This