Al cierre de 2016 la mayoría de los participantes ven la tasa en el 1,5%, lo que representaría unas 4 subidas adicionales.

Por Pulso Bursátil y Revista Summa

Este miércoles 16 de diciembre marca un hito para la Reserva Federal (FED), el Banco Central de Estados Unidos, debido a que después de 7 años la entidad decidió subir su tasa de política monetaria, que había estado en niveles cercanos a cero desde los momentos más oscuros de la crisis financiera de 2008.

Este miércoles la entidad, de forma unánime, decidió mover el rango meta de la política del 0 al 0,25% al rango de 0,25% al 0,50%; ya que considera que se ha dado una recuperación considerable del empleo y a que tiene confianza en que la inflación alcanzará el 2%.

En cuanto al momento de los siguientes movimientos, la entidad señala que evaluará las condiciones económicas realizadas y esperadas. En su comunicado la FED utilizó la palabra “gradual”, al referirse al camino que tomará todo el proceso de subida.

Al cierre de 2016 la mayoría de los participantes ven la tasa en el 1,5%, lo que representaría unas 4 subidas adicionales, un poco más rápido que lo que podría esperar el mercado; no obstante, nada esta predeterminado y va a depender de la forma en que responda la economía.

La reacción del mercado muestra que el movimiento estaba incorporado en los precios, el índice Dow Jones aunque presentó volatilidad se mantuvo con ganancias modestas en los minutos después del anuncio. Los rendimientos de los bonos estadounidenses de igual forma se conservaron, aunque con cierta volatilidad, en niveles similares a los que iniciaron el día. Quizá el mayor impacto se dio en el precio del petróleo, que ya estaba a la baja y con el anuncio cayó cerca de 3%.

De acuerdo con Luis Diego Herrera, economista de Grupo Financiero Acobo, el anuncio de la FED llevará a un incremento de las tasas de interés en dólares en Costa Rica, que tengan como referencia dicho indicador.

«En Costa Rica el aumento provocará que las tasas activas para créditos en dólares muestre un aumento de 0,25 puntos porcentuales encareciendo muy levemente las cuotas para las personas con créditos en esa moneda. Del total de la cartera crediticia, cerca del 50% es en dólares y de este monto el 87% son créditos a tasa variable los cuales podrían ver incrementada su cuota como consecuencia del cambio anunciado”, añade.

Pin It on Pinterest

Share This