Recomiendan planificar metas y elegir opciones reguladas.

Por Revista Summa

El panorama tan complejo producto del COVID-19 ha afectado, sin duda, las decisiones que las personas toman con respecto a sus finanzas personales, planes de ahorro o inversión. Ante esta situación, los expertos del Grupo Financiero ACOBO recomiendan 7 prácticas sencillas o claves para manejar adecuadamente las finanzas personales: 

  1. Mantener la calma. Es importante tener claro que la situación de la pandemia es temporal.
  1. Hacer un presupuesto. En este apartado es vital incluir una parte del dinero para ahorrar.
  1. Si ya hay ahorros, se puede pensar en invertir. Con un correcto análisis y objetivos claros, este es un momento ideal para invertir. No se necesitan grandes cantidades, el mercado ofrece planes que se ajustan a las necesidades del cliente y la nueva realidad económica.
  1. No dejarse llevar por opciones que parecen muy rentables. Es vital elegir opciones que sean reguladas y analizar cuidadosamente en qué y en dónde se colocan los ahorros. Puede revisar que opciones están reguladas en los medios oficiales de SUGEVAL.
  1. Buscar asesoría. Informarse siempre será la mejor decisión antes de ahorrar o invertir, puesto que se reducen los riesgos y se mantiene la tranquilidad respecto al hecho de que la inversión cumple con el perfil de cada persona.
  1. No gastar más de lo que el ingreso permite. De esta manera, la persona tendrá más libertad para destinar a ahorro o inversiones.
  1. Evitar gastar en bienes y servicios innecesarios. No ceder a la tentación de los descuentos o incurrir en gastos que no están contemplados en el presupuesto.

Para Luis Diego Herrera, analista económico del Grupo Financiero ACOBO, tener claros los objetivos y los riesgos antes de iniciar un plan de ahorro o inversión es el primer paso antes de iniciar cualquier plan.

“Esto permite elegir la opción de inversión que se ajuste de mejor manera al perfil del inversionista, por ejemplo:  si se van a usar los recursos en el corto plazo, no se debe tomar como opción de inversión un bono de largo plazo; además, se evitan pérdidas innecesarias”, explicó Herrera.

Con este accionar se toman las mejores decisiones, se reducen los riesgos y se mantiene la tranquilidad respecto al hecho de que la inversión cumple con el perfil y los objetivos de cada cliente.

Johnny Mora, Director de Fondos de Inversión del Grupo Financiero ACOBO considera que no existe una receta única para todos los inversionistas, puesto que la opción ideal depende de qué se quiera hacer con la inversión, el plazo meta y objetivos.

“En nuestro entorno hay instrumentos que pagan mejores rendimientos que en meses anteriores, hablando de bonos de deuda pública y privada. También los fondos de inversión generan opciones de diversificación y administración de los riesgos. Los hay de corto y largo plazo con objetivos de mantener inversión a la mano, hacer crecer el patrimonio o bien, generar ingreso periódico en diferentes monedas. Estamos seguros de que existen opciones para cada cliente.

Hemos tenido claros ejemplos de decisiones tomadas solo evaluando un alto rendimiento, sin tener claro objetivos, riesgos y plazos.  Evaluar la inversión solo por ese indicador eleva el riesgo de pérdida. No queremos hacer creer que los altos rendimientos son malos, pero si debemos buscarlos tomando en cuenta diferentes factores que nos lleven a tener éxito en nuestro objetivo”, explicó Mora.

Planes de inversión a la mano

En un Fondo de Inversión, su dinero se une al de otras personas para poder negociar con mejores instrumentos financieros, la empresa administradora ejecuta las mejores estrategias para generar posibles rendimientos a futuro.

En el caso del Grupo Financiero ACOBO, muchos de estos planes están diseñados para que pueda iniciar como un pequeño inversionista, por ejemplo, cuenta con cuatro fondos financieros que se pueden abrir con ₵25 mil o $50, dos en colones y dos en dólares: Liquidez (colones y dólares) y crecimiento (colones y dólares) y poco a poco ir aumentando el saldo del capital invertido, además de operaciones en la Bolsa de Valores.

Los fondos de liquidez están orientados a personas físicas o jurídicas que deseen obtener ingresos provenientes de sus inversiones para satisfacer sus necesidades de liquidez en el corto plazo.

Mientras que los de crecimiento se enfocan hacia personas físicas o jurídicas que deseen hacer crecer el valor de los activos financieros; que deseen participar del mercado accionario sin perder las oportunidades que se presentan en títulos de renta fija, buscando invertir a más largo plazo para incrementar sus rendimientos.

Los fondos son una oportunidad para poner a trabajar los ahorros, con objetivos de corto plazo, y muestran históricamente un desempeño superior a opciones de ahorro tradicionales. 

Los expertos consideran que conocer la entidad en quien confío el dinero es importante, porque en algunos casos la gente invierte dinero en páginas web, buscando negocios relacionados a mercados exóticos y que al final ni siquiera se conoce quien está detrás del negocio, si es legal o no y esas situaciones suelen ser de elevado riesgo.

Pin It on Pinterest

Share This