Nuevas tecnologías han cambiado el perfil del cliente donde cada vez hay más usuarios digitalizados y autosuficientes.

Por Revista Summa

La transformación digital es un fenómeno imparable en los diferentes sectores económicos y que conlleva no solo la mejora en procesos y servicios sino también adaptarse a las nuevas necesidades de los clientes digitales mejorando su experiencia en aspectos como la calidad, la eficiencia y la seguridad.

Precisamente, Laura Moreno, vicepresidente de Relaciones Corporativas de BAC Credomatic, comentó que uno de los retos más importantes de las empresas actualmente es la de adaptarse a los cambios tecnológicos donde inclusive muchas no tienen previsto un cambio en el futuro, sin embargo, adoptar esto como parte de su cultura empresarial les generará no solo eficiencia sino también mejora en la experiencia del cliente.

“Nuestros esfuerzos de digitalización, la simplificación de los procesos y la mejora en la experiencia de nuestras plataformas digitales nos llevaron a cerrar el 2018 con un volumen total de más de 1.1 millones de usuarios digitales en Centroamérica, lo que significa un crecimiento del 26% en relación con el 2017. Esto es solo una muestra de hacia dónde y cómo se está transformando no solo la banca sino también todos los sectores de la economía”, dijo Moreno.

La autogestión, la experiencia del usuario y la simplificación de trámites son aspectos que están marcando la diferencia en materia de digitalización lo que exige a las empresas a buscar soluciones que le permitan la optimización de recursos, mejorar sus productos o servicios y simplificar sus procesos.

“En este proceso de transformación digital es muy importante entender al cliente para crear productos y modificar procedimientos que estén a la medida de estas nuevas necesidades. De esta manera, nos tenemos que ir adaptando y enfrentado a los desafíos que tiene que ver principalmente con la velocidad con la que el mercado está exigiendo estos ajustes”, afirmó Moreno.

Precisamente, la banca es uno de los sectores que se desarrollado de manera más rápida en materia de transformación digital y el que más está invirtiendo en innovación aspectos que, sin duda, benefician no solo al consumidor de banca de empresas sino también de banca empresarial.

“Por ejemplo tenemos un producto que se llama Compra-Click que les facilita a las pequeñas, medianas o grandes empresas la venta en línea y en redes sociales de sus productos o servicios sin la necesidad de tener una página web. Es decir, la empresa crea su perfil en redes sociales, vende los productos y una vez que tiene un cliente interesado en sus productos o servicios, el empresario ingresa a la consola de botón Compra-Click, genera un link que se envía por WhatsApp o correo electrónico y de esta manera, el cliente podrá autoservirse en la compra”, explicó Moreno.

Herramientas como esta ofrece una alternativa de pago inmediato para la venta de los productos y servicios, minimiza el riesgo por fraudes y genera ventas seguras las 24 horas y los 365 días del año sin tener que desplazarse o realizar una llamada telefónica para hacer una autorización manual.

Por otro lado, está la herramienta Plataforma de Tarjetas Empresariales que funciona para autoservirse en gestiones tales como: distribución de límite de crédito, solicitud, bloqueo o cancelación de tarjetas, también permite tener control -en línea- del consumo de sus funcionarios de acuerdo con las restricciones establecidas y puede obtener toda la información de gastos para la elaboración de reportes contables.

“Productos como estos nos permiten habilitar trámites y gestiones que antes requerían una visita a una de nuestras sucursales y que ahora se pueden hacer digitalmente desde estas plataformas que hemos ido adaptando para que respondan a las nuevas necesidades empresariales”, dijo Moreno.

Otra solución digital es Depósito Virtual, que cuenta también con una funcionalidad que permitirá al empresario declarar y acreditar en tiempo real los depósitos diarios de efectivo desde el punto de venta. De esta manera, reducirá los costos administrativos pues la recolección de remesas será menos frecuente.

La posibilidad de autoservirse, así como de adquirir los productos y servicios directamente desde la banca en línea, ha permitido a BAC Credomatic obtener un crecimiento del 88% de los volúmenes de colocación a través de los canales digitales.

Pin It on Pinterest

Share This