El aumento en la productividad de su empresa puede estar en sus propios empleados. Escucharlos puede hacer la diferencia.

Por Revista Summa

En un estudio realizado a empresas en India, se descubrió que el compromiso de los empleados hacia sus empresas y trabajos se había estancado o había disminuido significativamente, a pesar de que muchos de estos empleados habían recibido bonos o aumentos salariales. El estudio demostró que el dinero no lo es todo al momento de motivar al personal. El ampliamente conocido análisis Q12 de Gallup que mide el compromiso del empleado, se basa en 12 expectativas claves para mejorar la motivación de los trabajadores. Por eso, Michael Turner, director de Regus para América Latina, destaca 3 expectativas que resaltan la importancia de la buena comunicación.

La comunicación debe ser bidireccional

El problema con muchas empresas es que la comunicación es unidireccional; los gerentes proporcionan comentarios a los empleados. Pero, en el trabajo como en la vida, la comunicación es más efectiva cuando es un diálogo. Los gerentes también deberían escuchar los comentarios de los empleados. Después de todo, los empleados a menudo están encargados de los clientes en terreno o son directamente apoyados o estorbados por las actividades de otros departamentos. Ellos podrían saber mejor que los gerentes lo que funciona y lo que no funciona en la empresa.

Escuchar los comentarios de los empleados también favorece la moral y la retención del personal. Una investigación realizada en Hong Kong proporciona un excelente ejemplo para ilustrar las razones por las cuales es importante escuchar a los empleados. El estudio preguntó a empleados ¿qué medidas podrían facilitar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal? A pesar de que muchos empleadores tenían buenas intenciones, hubo una discrepancia entre las medidas que introdujeron y las medidas que el personal en realidad quería implementar. Por lo tanto, la medida que las empresas introdujeron fue la de los descansos (35,5%), pero en la práctica solamente el 25% de los empleados los querían. Mientras que el 36% de los empleados quería trabajo flexible pero solamente el 25% de las empresas lo ofrecía. Este es un clásico ejemplo de comunicación insuficiente.

No tenga miedo a comentarios negativos

Acuerdos en la oficinaLas empresas a veces se resisten a pedir comentarios de los empleados porque asumen que serán negativos, o que el personal pedirá cambios que son beneficiosos para ellos y desfavorables para el negocio. Pero dado que el compromiso del empleado es tan fundamental para todo lo que hacen las empresas, las sugerencias del personal a menudo suelen ser favorables para ambos. Por ejemplo, en una investigación realizada por Regus, el 72% de los encuestados a nivel global dijeron que el trabajo flexible reduce el estrés y el 56% dijo que es más compatible con la vida familiar. Pero los beneficios no son exclusivamente de los empleados: el 72% de las empresas a nivel global afirman que las prácticas de trabajo flexibles, tales como proporcionar opciones de lugar y tiempo de trabajo, conduce directamente a una mayor productividad. Por consiguiente, el entusiasmo de los empleados por el trabajo flexible también es bueno para la empresa.

En estos tiempos de internet, intranet y herramientas en línea, es fácil para las empresas captar comentarios de su personal. Pueden enviar encuestas en línea a miles de personales mediante el clic de una tecla y por supuesto, los gerentes pueden practicar la buena y antigua habilidad de escuchar a las personas cara a cara.

La retroalimentación debe conllevar a tomar acciones concretas

Luego de que la retroalimentación de esas conversaciones ha fluido entre ambas partes, los gerentes deben intentar de actuar en función a ella. Seguramente, muchas ideas o sugerencias no serán viables, pero otras pueden ser más fáciles de llevar a cabo de lo que piensa.

Nuevamente tome como ejemplo el trabajo flexible. Si el personal dice que trabajar más cerca de casa podría favorecer su bienestar, no tiene que mover la empresa de su ubicación. Solamente asegúrese de que los individuos puedan utilizar oficinas satélite o centros de negocios para trabajar de manera productiva más cerca de casa.

Finalmente, si aún lo inquieta solicitar los comentarios de sus empleados, considere lo siguiente: el caso de estudio de una empresa financiera en EE.UU. descubrió que los ejecutivos de cuentas “que no estaban comprometidos” generaban un 23% menos de ganancia que sus colegas “comprometidos”; quienes se encontraban “activamente no comprometidos” produjeron un 28% menos de ganancia. El compromiso bajo o en declive también puede poner en riesgo a las empresas con un servicio al cliente deficiente y altas tasas de ausentismo y rotación.

El compromiso y bienestar del empleado nunca se solucionará de manera completa al obtener más comentarios de este, pero ciertamente ayuda. Después de todo, si no averigua lo que su personal desea,  ¿cómo puede comprometerlos?

Pin It on Pinterest

Share This