Alguien con una salud financiera óptima tiene el hábito de ahorrar de una manera constante y planificada.

Por Revista Summa

Este 7 de abril se conmemora el Día Mundial de la Salud, una celebración que tiende a encasillarse únicamente al estado de nuestra condición física o emocional. Sin embargo, hay un área de nuestra vida que está estrechamente ligada con la salud y el bienestar como lo es su situación financiera.

¿Cómo identificar que su salud financiera está en óptimas condiciones? Viviana Hidalgo, gerente de Banca de Personas de Banco LAFISE, comentó que existen siete aspectos que caracterizan a estas personas:

  1. Se autoexaminan

Una persona con señales positivas de salud financiera es aquella que se evalúa, se conoce como consumidor, es consciente de sus posibilidades y sobre todo, es honesto consigo mismo en términos de gastos e ingresos. Si el manejo de sus finanzas no es el óptimo, este es un muy buen primer paso para empezar a ordenarse.

  1. Buscan apoyo

Otro aspecto que caracteriza a estas personas es que aprovechan la asesoría que ofrecen las entidades bancarias para acercarse a ellas. Preguntan, se asesoran y revisan las opciones que le generen mayores beneficios y rendimientos para sus finanzas.  Además, siempre se rodean de personas que también manejan hábitos financieros saludables y se apoyan mutuamente para alcanzar sus objetivos.

  1. Planifican y mantienen un control de sus recursos

Estas personas realizan un diagnóstico previo para planificar sus finanzas de manera tal que les permita definir de qué manera administrarán y distribuirán sus ingresos. A partir de esto, se plantean objetivos y metas.

  1. Tienen hábitos saludables

Definitivamente, alguien con una salud financiera óptima tiene el hábito de ahorrar de una manera constante y planificada.  Inclusive son personas que manejan un capital que les permite vivir durante seis meses o más sin ingresos gracias a sus ahorros. Sin embargo, aunque es positivo que tengan cubierto el corto y mediano plazo, también un buen síntoma de salud financiera es que cuenten con un capital para afrontar gastos a largo plazo, como por ejemplo: la educación de sus hijos o inclusive la jubilación.

  1. Evitan los excesos

Son personas que no abusan de los gastos, no se dejan llevar por emociones o impulsos y si quieren aprovechar una oferta o un producto en descuento, primero comparan y meditan si es el mejor momento para hacerlo de acuerdo con la planificación de sus finanzas.

  1. Cuidan su bolsillo

El bienestar financiero no es sinónimo de estar libre de deudas, al contrario, estas personas saben manejarlas sin que se vean afectados por recargos de pagos atrasados. Además, pagan las facturas a tiempo y en su totalidad, lo que demuestra su capacidad para gestionar sus finanzas y los compromisos diarios. Sin duda, tener los pagos de la tarjeta de crédito al día es un síntoma de buena salud financiera.

  1. Mantienen su perfil crediticio saludable

El último aspecto que caracteriza a estas personas es que manejan una puntuación de crédito excelente y son buscados como clientes por parte de las entidades del sector financiero.

La experta de Banco LAFISE señaló que si una persona no cumple con la mayoría de estos puntos debe empezar cuanto antes a tomar acción, pues lo más importante es estar consciente de su situación para iniciar con un cambio que requerirá de constancia, sacrificio y determinación. Al final de cuentas, la recompensa de una buena salud financiera es un menor estrés y por lo tanto una mejor salud física y emocional.

Pin It on Pinterest

Share This