Experto brinda consejos para evitar que las conocidas “Fake News” originen consecuencias peligrosas en momentos de crisis.

Por Revista Summa

Las “Fake News” son noticias falseadas, es decir información creada como si fuese real con la intención de desinformar o crear con función.

El objetivo es manipular a las masas y difundir noticias falsas o rumores específicos sobre temas trascendentales a través de prensa, radio, televisión y redes sociales, las cuales se hacen virales fácilmente.

Hay una serie de comprobaciones que las personas pueden realizar fácilmente y que les permitirán confirmar la veracidad de una información.

“Es clave que las personas lean la noticia entera, no solo el titular, además, que averigüen la fuente de donde proviene: ¿es un medio reconocido, un portal web oficial o un blog, si no se está seguro, es mejor contrastar la información con otros medios más fiables”, explicó Kenneth Monge, profesor de Ciberseguridad de la Universidad Cenfotec.

También, verificar el medio, el contexto y la fecha en que se publicó la noticia, buscar el titular en Google, si es verdadera, es probable que otros medios confiables la hayan reproducido, rrevisar si hay faltas de ortografía o errores en el texto y si las imágenes están pixeladas o parecen retocadas. También se han detectado combinaciones de fotografías de situaciones de fechas pasadas en textos de hechos recientes los cuales crean una influencia negativa ante los hechos reales.

Difundir noticias falsas puede tener consecuencias muy graves, desde difamar a una persona y destruir su reputación (con todos les efectos que ello conlleva a largo plazo), hasta influir en la opinión pública o provocar alarma social. En otros países personas han estado a punto de perder la vida por difusión de hechos falsos”, agregó Monge.

Averiguar la fuente es clave si es una cadena de WhatsApp sin autoría o sin enlace, no compartirla, si hace referencia a un medio de comunicación, entrar a la página web de ese medio para comprobar si la noticia está ahí. Verificar el contexto, como la fecha de publicación. Sacar una noticia de contexto y divulgarla en una fecha diferente también es una forma de desinformación, preguntarle a quien envió la noticia de quién la recibió, si confía en esa persona y si logró verificar alguna información. Hemos podido ver cadenas de mensajes donde al ampliar la imagen se ve logo de autoridades de otros países y si difunden como si fueran comunicados o hechos locales.

Si se recibe una imagen que cuenta una historiase puede hacer una búsqueda «inversa» de imágenes y comprobar si otros sitios la reprodujeron, por lo que se debe guardar la foto en la computadora y subirla en https://images.google.com/ o en https://reverse.photos/. También si llegan audios o videos con informaciones, trata de resumirlas y buscarlas en internet introduciendo las palabras clave.

Las “Fake News”, también son una herramienta fácil para los ciberdelincuentes que suplantan identidades para cometer algún tipo de fraude haciendo caer en error a quién lo reciba, obtener datos de manera ilegal, cometer ciberbullying o grooming (conseguir la confianza de un menor con fines abusivos). 

El ejemplo más típico de suplantación es crear un perfil falso en las redes sociales para poder comunicarse con otras personas haciéndose pasar por ella.

Para evitar eso, lo más importante es leer la información con una mirada crítica, sabiendo que no todo lo que se publica en internet es real. Antes de publicar o compartir una información, asegurarse de que sea verdad y reflexione sobre las consecuencias que podría tener.

Las noticias inventadas se hacen para causar grandes sorpresas o rechazo, por lo que no se debe brindar información personal en las redes sociales.

Pin It on Pinterest

Share This