Los consumidores se preocupan cada vez más por los problemas ambientales y sociales.

Por Revista Summa

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una filosofía de hacer negocios para mejorar los impactos sociales y ambientales de las operaciones de una empresa. Puede tomar muchas formas, desde donaciones a organizaciones benéficas locales, contratación de trabajadores sostenibles y promoción de la energía verde. La RSC es mostrar a tus clientes que tu empresa tiene un impacto positivo en la comunidad en la que opera, la sociedad en su conjunto y el planeta en general.

Los últimos años han visto un rápido crecimiento de la industria de TI y efectos ambientales adversos, por lo que invertir en sustentabilidad es crucial para la salud de nuestro planeta. Un ejemplo es Acer, quien desde el 2006 ha desarrollado y revitalizado significativamente sus acciones en desarrollo sostenible. Acer ha arraigado la RSC en su negocio y se ha comprometido con entusiasmo en iniciativas en todo el mundo. 

¿Cuáles son los cuatro niveles de la RSC? Archie Carrol desarrolló su pirámide de Responsabilidad Corporativa en 1991 y se centró en cuatro responsabilidades principales: Filantrópica (financiación de programas educativos, apoyo a proyectos comunitarios); Ética (participar en prácticas comerciales justas y tratar a las personas con respeto); Legal (adherirse a las leyes aplicables, defender los derechos humanos y las prácticas laborales) y Económica (respaldar prácticas sostenibles mientras se reducen los desechos y los costos).

¿Por qué es importante la Responsabilidad Social Corporativa?

Cada vez más consumidores quieren comprar a empresas que creen que comparten sus valores. Un estudio de 2017 reveló que el 90 % de las personas compraría en una empresa que respaldara un problema que les preocupa. En consecuencia, el 75% se negaría a comprarle a una empresa que apoya un tema que va en contra de sus creencias. El estudio también destaca que el 92% de los consumidores tiene una visión más positiva de las empresas que apoyan los problemas sociales y los esfuerzos ambientales.

Algunas personas creen que es una responsabilidad moral que las empresas actúen para mejorar la vida de las personas que las rodean. Otros creen que la RSC crea una imagen positiva de la empresa, lo que puede generar más oportunidades comerciales. Además, puede ayudarte a proteger el medio ambiente motivándote a realizar cambios que sean buenos para la sociedad y el planeta.

¿Qué es la Sostenibilidad Corporativa (CS)? 

Hay un movimiento creciente en las corporaciones estadounidenses para adoptar prácticas de SC para ser más sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. La sustentabilidad corporativa es el término general que se refiere a las medidas tomadas por las empresas para proteger su medio ambiente, mantener o mejorar su desempeño social y ambiental y crear valor a largo plazo para los accionistas.

Para seguir con el ejemplo de Acer, la empresa recibió el premio Sustainability Award Silver Class en 2022. Este premio indica que la empresa está intensificando sus esfuerzos de responsabilidad corporativa en respuesta al mayor enfoque en el cambio climático. Desde 2021, Acer ha estado involucrado en la iniciativa RE100 y se ha comprometido a obtener energía 100 % renovable para 2035. Además, anunció su misión de ayudar a enfrentar los desafíos ambientales con la plataforma «Earthion», ejemplificada por la serie Acer Vero de productos ecológicos fabricados con materiales reciclados y disponible en el país.

La sustentabilidad corporativa es una estrategia más amplia que busca mejorar el planeta (sostenibilidad ambiental), a las personas (sostenibilidad social) y que suma la sostenibilidad económica. Ésta brinda a las empresas una presencia más significativa, una narrativa más clara y un atractivo único para los consumidores, empleados, inversores y todas aquellas partes interesadas.

La importancia principal de CS radica en un planeta más limpio, más verde y rejuvenecido, especialmente en lo que respecta al cambio climático y el calentamiento global. Adoptar la CS ayuda a establecer estándares de la industria para aumentar la conciencia de los objetivos de desarrollo sostenible.

Los consumidores se preocupan cada vez más por los problemas ambientales y sociales, por lo que la sustentabilidad corporativa es una excelente manera de llegar a más clientes y convencerlos de que tiene sus prioridades en mente. Lo que es igualmente importante, lo alienta a adaptarse, repensar y crecer, manteniéndolo al tanto de las necesidades y demandas cambiantes de nuestro planeta y sociedad.

Los argumentos a favor de la Responsabilidad Social Corporativa y la Sostenibilidad Corporativa son numerosos, pero sencillos. Agregan valor a tu negocio al mejorar la imagen pública de la marca, reflejar las preocupaciones y necesidades de las partes interesadas y los clientes, reducir los costos financieros y medioambientales. Además, ayudan a retener la lealtad de los clientes y partes interesadas, a atraer empleados de primer nivel, a la retención de empleados a través de la moral de los empleados, así como a atraer mayor inversión, comprometerse con los clientes y otras empresas, impactar positivamente a la comunidad y mejorar la productividad de los empleados.

Pin It on Pinterest

Share This