Una de las noticias positivas es que el trastorno que la pandemia ha causado en la vida profesional de los periodistas, parece estar disminuyendo.

Por Revista Summa

En el 2020 la agencia de comunicación y relaciones públicas, LatAm Intersect PR aplicó una encuesta a casi 300 periodistas en Latinoamérica para conocer el impacto de la pandemia en las redacciones; justamente un año después creó una segunda investigación para conocer la nueva huella que ha dejado el COVID-19 en los medios.

El seguimiento de la encuesta proporcionó una imagen impresionante de cómo las tendencias emergentes en 2020 han evolucionado a lo largo del año y cómo los periodistas en América Latina están experimentando el momento presente; y también, qué esperar del futuro.

La primera estuvo abierta entre el 10 y el 15 de julio del 2020, y contó con la participación de 293 periodistas activos de Costa Rica, Brasil, México, Colombia, Perú, Chile, y Argentina, cuyo alcance colectivo llega a más de 170 millones de personas. Mientras que la segunda se realizó entre el 4 de octubre y el 22 de noviembre y alcanzó las percepciones de 303 periodistas activos de los mismos países.

Una de las noticias positivas es que el trastorno que la pandemia ha causado en la vida profesional de los periodistas, parece estar disminuyendo y la proporción de periodistas latinoamericanos que respondieron que podían seguir operando ‘sin interrupción’ aumentó en un 10%. Del 52% de los encuestados en junio de 2020 al 62,9%, en el 2021.

“En el Colegio de Periodistas y Profesionales en Ciencias de la Comunicación Colectiva de Costa Rica somos conscientes que, ante la Covid-19, la forma de trabajo de los medios de comunicación cambió, muchas empresas tuvieron que implementar rebajas salariales para poder mantener su planilla, despedir personal, otros aplicaron el teletrabajo y varios medios regionales cerraron ante la baja en la publicidad,” comentó Belisario Solano, presidente de la Junta Directiva del COLPER.

Solono agregó que poco a poco han visto la recuperación del sector y esperamos que se recontraten a quienes se les suspendió o despidió”.

Muchos periodistas parecen tener cada vez más confianza en el nuevo modus operandi de la sala de redacción. Mientras que hace un año solo el 37% pensaba que los medios habían adaptado con éxito sus modelos de negocio a las nuevas realidades comerciales, la encuesta más reciente muestra que el 41% de los encuestados cree que después de una pandemia son sostenibles y otro 18,4% cree que han cambiado para mejorar.

Todavía hay una gran proporción, el 37,5%, que cree que el modelo de periodismo post pandémico no es sostenible y solo sobrevive por falta de mejores alternativas. Sin embargo, esta actitud es mucho menos común que en junio de 2020, cuando la mitad (50%) de los encuestados la veía como no sostenible a largo plazo.

Aparentemente, la evolución de la pandemia trajo un nuevo sentimiento colectivo. De cara al futuro, los periodistas son un poco menos optimistas que el año pasado; el 65,9% dicen que son ‘optimistas’ o ‘muy optimistas’ sobre su futura profesión, en comparación con el 72% en junio de 2020.

Quizás esta caída en el optimismo fue causada por un pequeño, pero preocupante aumento de despidos entre las organizaciones de medios de América Latina. Mientras que en junio de 2020, casi una quinta parte (19%) de los medios habían despedido entre el 10% y el 30% de sus empleados, ese número aumentó al 22% en la última encuesta. Casi un tercio (28,1%) de las publicaciones han despedido al 30% o más de su personal desde el inicio de la pandemia.

La forma en que los periodistas hacen su trabajo sigue cambiando drásticamente, especialmente en lo que respecta al uso de las redes sociales. Una tendencia notable de la encuesta del año pasado fue que el 71% de los entrevistados aumentaron su actividad en las redes sociales, con casi la mitad (48%) aprovechando estos canales para publicar y dar a conocer su trabajo.

Reflexionando sobre este hallazgo de la encuesta del 2020, el 82,8% de los periodistas respondieron que la tendencia continuó aumentando durante el año, el 12% dijo que se mantuvo igual y solo el 5,2% dijo que disminuyó. Sin embargo, la cantidad de profesionales en comunicación que aprovechan sus propios recursos de las redes sociales para publicar y promover su trabajo ha disminuido ligeramente, del 48% en junio de 2020 al 42,4% en la última encuesta.

En general, el uso de las redes sociales continuó su impulso ascendente, con el 75% de los encuestados que informaron que, desde el comienzo de la pandemia, usan las redes sociales «con más frecuencia» o «con mucha más frecuencia», y casi un tercio (32,6%) están de acuerdo en que es su ‘principal fuente de contacto’ con voceros y empresas.

Ya sea que se sientan seguros en su trabajo y optimistas sobre el futuro o no, un hallazgo notable de la investigación reciente es la cantidad de periodistas vacunados contra el Covid-19. Más de dos tercios de los encuestados están completamente vacunados y se sienten seguros de su salud en el trabajo (67,5%), y poco menos de un tercio (30,6%) están completamente vacunados y todavía les preocupa enfermarse.

Menos del 2% de los encuestados no fueron vacunados.

Cuando se les preguntó si volverían a las reuniones y eventos presenciales para generar contenido, más de la mitad (55%) dijo que asistirá a «todo tipo» de reuniones presenciales; un tercio (32,7%) todavía prefiere mantener su rutina actual de trabajo en casa, y el 23,1% de los encuestados está de acuerdo en que trabajar en casa es “más práctico, más rápido y más eficiente”.

En conclusión, el año pasado ha hecho más exigente y precario el trabajo de los periodistas latinoamericanos. Si bien la mayoría de ellos parecen haberse enfrentado a las nuevas demandas, todavía hay algunos que consideran que estos cambios son insostenibles y otros, que siguen inseguros sobre el futuro. Las redes sociales continuan desempeñando un papel cada vez más dominante en la forma en que se obtienen y se difunden las noticias, mientras que las vacunas comienzan a afectar la forma en que los periodistas miran hacia el futuro.

Pin It on Pinterest

Share This