Estas son algunas recomendaciones para obtener la oferta laboral que deseas mientras cumples con tus actividades en la empresa.

Por Expansión

En un mercado laboral activo es más fácil encontrar trabajo, pero el proceso de las entrevistas puede ser largo y requerir mucha resistencia.

Primero viene la llamada de selección, luego las entrevistas cara a cara, tal vez una prueba y probablemente algún trabajo para llevar a casa para demostrar tu competencia.

Todo eso además de tu trabajo regular de tiempo completo.

Un proceso de entrevista prolongado puede ser agotador. Aquí te decimos cómo mantenerte por encima de las expectativas y conseguir esa oferta de trabajo final.

Haz las preguntas correctas

Hay una pregunta que prácticamente está garantizado que te hará un entrevistador laboral: ¿Tiene usted alguna pregunta? Este es tu momento para brillar.

Deberías venir preparado con preguntas perspicaces para obtener más información sobre el puesto y para asegurarte de que la empresa sea una buena opción.

Hacer preguntas astutas muestra compromiso y le indica a un entrevistador que estás escuchando y que realmente estás interesado en el puesto.

Escabullirte para las entrevistas

Buscar empleo mientras estás empleado puede sentirse un poco como ser infiel: escabullirte para atender llamadas telefónicas e inventar excusas para ir a entrevistas.

Buscar empleo desde tu empresa actual es un ‘no-no’, ya que los empleadores pueden revisar la actividad realizada en dispositivos otorgados por la compañía. Entonces, ¿cómo lograrlo?

Para empezar establece límites. La búsqueda de empleo puede apoderarse de tu vida, así que es útil designar un momento específico.

Cerrar el ciclo en tu antiguo trabajo

¡Felicidades! Realizaste las entrevistas con éxito y conseguiste un nuevo trabajo. Ahora tienes que renunciar a tu cargo actual.

¿Por dónde empezar? Por tu jefe.

Tu supervisor inmediato debe ser la primera persona a la que informes sobre tu decisión de dejar la empresa. Incluso si no te llevas bien con tu jefe y esa es la razón por la que buscaste un nuevo trabajo, haz que sea tu primera parada.

Cuando se trata de divulgar información sobre tu nuevo empleo, los expertos aconsejan mantenerlo al más alto nivel, si puedes.

Nuevos empleados: no hagan esto

El mercado laboral es tan bueno que algunas personas recién contratadas están fallándole a sus empleadores incluso antes de comenzar.

Algunos candidatos reciben múltiples ofertas de trabajo y no aparecen en la fecha en que deben comenzar y no avisan a los empleadores.

Las contrataciones que no se presentan son caras para los empleadores: tienen que comenzar de nuevo el proceso de entrevistas y esto puede afectar la moral de los empleados.

Pero los desertores deben tener cuidado: el mercado laboral no siempre será tan bueno. Protege tu marca y evita cerrarte puertas.

Pin It on Pinterest

Share This