Un buen candidato es aquel que puede exponer sus fortalezas, pero también sus debilidades, siempre con una visión positiva e inteligente, porque finalmente eso deja de manifiesto que esa persona será un aporte a la organización.

Por Mundo Ejecutivo 

Pin It on Pinterest

Share This