Nómadas digitales:  cómo combinar su amor por los viajes con la capacidad para trabajar en cualquier lugar del mundo

Por Revista Summa

El nomadismo digital se convirtió en un movimiento mundial que llegó para quedarse, sobre todo impulsado por la crisis sanitaria que inició en el 2020, donde la distancia social fue obligatoria y el teletrabajo un desafío que tuvieron de asumir las empresas públicas y privadas, con lo cual, se puso a prueba y en evidencia la eficiencia laboral, misma que terminó de convencer a un grupo de patronos que no estaban sintonizados con esta modalidad.

Los nómadas digitales son personas que siguen una tendencia de desplazarse por diferentes lugares del mundo, pues lo único que se necesita es una computadora y una buena conexión a Internet.

Precisamente, esta nueva tendencia significó un acelerado cambio de paradigma para todas las empresas que tenían que resolver cómo administrar a todo su personal trabajando desde sus casas y dejar de creer que los colaboradores más productivos eran aquellos que pasaban más horas sentados en una oficina.

Y es que, aunque este no es un concepto tan nuevo como podría creerse, pues muchas multinacionales ya lo practicaban desde hace años, se aceleró con la pandemia y viene también de la mano con la transformación digital que se está implementando en las empresas, donde el teletrabajo es un elemento fundamental.

Ernesto Hip y Dexter Mena, director y subdirector de la carrera de Administración de Negocios de la Universidad Fidélitas, han investigado este fenómeno de cerca, pues se hace relevante actualizar a los estudiantes de la carrera sobre cómo administrar el talento humano a distancia.

“En un mundo globalizado, donde la tecnología está al alcance de un clic, el conocimiento tecnológico se vuelve muy relevante para un administrador”, explica Mena, razón por la cual enfatiza que es muy importante enseñarles sobre los nuevos desafíos a los que se enfrentarán estos futuros administradores.

“El concepto de nómada digital debe existir dentro de las políticas de las empresas para que el administrador pueda trabajar con las reglas claras y entienda hasta dónde llega esa flexibilidad de la que gozan este tipo de personal”, enfatizó Hip.

“Además, el término es necesario conocerlo desde las dos caras de la moneda: por un lado, el ser un nómada digital le abre una gran posibilidad al estudiante, y por el otro, el tener las habilidades como gerente, le permite entender que la gente que va a administrar se podría convertir en un nómada”, comentó el director de Fidélitas.

Ambos profesores explicaron que las empresas transnacionales ya tenían experiencia administrando a sus nómadas digitales, que en su mayoría son ejecutivos que viajan constantemente. Sin embargo, este tema tomó más relevancia en Costa Rica cuando se aprobó en la Asamblea Legislativa la “Ley para Atraer Trabajadores y Prestadores Remotos de Servicios de Carácter Internacional”, pues Costa Rica se ha convertido en un en un destino ideal para extranjeros que escogen trabajar remotamente.

Esta nueva ley ofrece un marco normativo para atraer a los nómadas digitales a Costa Rica con un régimen especial de exoneración de impuestos para personas extranjeras que tengan un ingreso individual de $3000 y si viaja con su familia de $5000. La idea es que se asienten aquí al menos un año e inviertan en bienes y servicios, promoviendo la economía, sobre todo, de los sitios turísticos de Costa Rica.

Estudiantes actualizados

Es un hecho que la virtualización de los espacios de trabajo ha modificado radicalmente los procesos y las herramientas que se necesitan para administrar al personal de una empresa.

Para enfrentarse a esto, los profesionales deben de cambiar de mentalidad, y eso se logra desde las aulas.

La metodología STEM, por ejemplo, es una gran aliada en la Universidad Fidélitas para estos casos. Por medio de la práctica y la guía de casos reales, los estudiantes comprenden el fenómeno y desarrollan las habilidades para administrarlos de manera exitosa.

En Fidélitas se les hace especial énfasis en temas sobre cómo promover la cultura organizacional en la modalidad de teletrabajo, las condiciones de seguridad personal y cibernéticas con el intercambio de información clave y el manejo de los acuerdos de confidencialidad que deben de respetar las relaciones laborales con los nómadas digitales.

“El estudiante aprende que, como administrador, con la implementación de estos cambios, se logra tener un personal altamente motivado, con mucha satisfacción y realización personal”, mencionó Ernesto Hip.

“Esto también inclina la balanza a la administración por objetivos, donde las personas pueden estar haciendo sus cosas, siempre y cuando el trabajo esté hecho, permitiendo que se conecte cuando quiera y pueda trabajar de manera independiente”, agregó Mena.

La carrera de Administración de Negocios de Fidélitas destaca por contar con una malla curricular muy actualizada, que se alimenta de los mejores programas de universidades internacionales.  Fidélitas le ofrece a su comunidad educativa una preparación altamente competitiva, con una visión global, que promueve habilidades y competencias que le permita trabajar en cualquier parte del mundo.  

Pin It on Pinterest

Share This