La OMC ha revisado a la baja sus anteriores estimaciones para 2015, dado que inicialmente creyó que el crecimiento sería de un 5%.

Por: Panamá América

La Organización Mundial del Comercio (OMC) estima que los intercambios comerciales crecerán en 2015 un 3,3% y en 2016 un 4%, siempre y cuando los factores que coartan la expansión comercial, como el magro crecimiento o las tensiones geopolíticas, no empeoren.

«Actualmente hay muchos elementos que afectan negativamente al comercio mundial. Para comerciar tiene que haber estabilidad, predictabilidad, y eso no ocurre en este momento», afirmó, rotundo, eldirector general del organismo, Roberto Azevedo.

La OMC presentó hoy el informe anual de perspectivas del comercio, y en la presentación Azevdo dijo de forma nítida que «hay múltiples efectos que distorsionan el comercio» y que cabe el riesgo de que éstos empeoren o aparezcan otros.

«Con cautela y si la recuperación económica general mejora, podemos predecir que este año obtendremos una expansión comercial del 3,3% y el próximo año una del 4%»,agregó.

La OMC ha revisado a la baja sus anteriores estimaciones para 2015, dado que inicialmente creyó que el crecimiento sería de un 5%, después lo rebajó a 4,3%, y finalmente lo ha situado en 3,3%.

El máximo responsable del organismo garante del comercio mundial indicó que se espera que en los próximos años el comercio tenga una «lenta recuperación», pero advirtió que «con un crecimiento económico aún frágil y con tensiones geopolíticas, esta tendencia podría ser fácilmente socavada».

Con respecto a 2014, la cifra final también ha caído respecto a lo esperado inicialmente, dado que hace un año se estimó que sería de un 4,7%, en septiembre pasado se redujo dicha estimación a 3,1%, y finalmente se ha situado en 2,8%.

Las modestas ganancias de 2014 marcan el tercer año consecutivo en que la expansión comercial crece menos de 3%.

Entre 2012 y 2014, el comercio global creció una media del 2,4 por ciento, el ritmo más lento registrado en un trienio en el que hubo expansión comercial desde la II Guerra Mundial.

Lejos queda la cifra del 6% de crecimiento medio anual del periodo precrisis.

«El crecimiento del comercio ha sido decepcionante en años recientes, a causa de un crecimiento muy nimio del PIB mundial tras la crisis financiera internacional», aseveró Azevdo.

Además de los problemas indicados por el director general, los economistas de la OMC también señalan otros factores que contribuyeron negativamente al crecimiento, como las fluctuaciones de las divisas, especialmente una apreciación del 14% del dólar entre julio 2014 y marzo 2015.

Asimismo, la caída de los precios del petróleo en 2014 (del 47% ente el 15 de junio y el 31 de diciembre) afectó a las ganancias de los países productores por lo que redujo posteriormente su capacidad importadora.

Dicho esto, el informe destaca que la caída del precio del crudo también aumentó la capacidad adquisitiva de muchos países netamente importadores, «por lo que queda por ver si la continua caída de los precios del petróleo tendrá un efecto positivo o negativo para el comercio mundial en 2015», especifica el texto.

El informe indica que las exportaciones de los países en desarrollo crecieron más que la de los países desarrollados en 2014 -3,3% y 2,2%, respectivamente-, mientras las importaciones de los países emergentes tuvieron un comportamiento opuesto -2% respecto a 3,2% de las economías ricas-.

Las exportaciones mundiales solo aumentaron un 1,9% en el primer semestre de 2014 con respecto al mismo periodo en 2013, pero en el segundo semestre el crecimiento interanual fue del 3,7%.

La escasa demanda de importaciones en la Unión Europea ha lastrado considerablemente el comercio mundial en los últimos años debido a la gran participación de la UE en las importaciones mundiales (el 32 % en 2014 incluido el comercio entre los países miembros de la UE, y el 15% excluido).

Todos estos intercambios comerciales mundiales en 2014 representaron unas exportaciones por valor de US$18.400 millones y unas importaciones por valor de US$18.500 millones.

Se prevé que en 2015 las exportaciones de las economías en desarrollo aumenten en un 3,6% y sus importaciones un 2,7%.

En cuanto a las economías desarrolladas, se espera un incremento del 3,2% tanto de sus exportaciones como de sus importaciones.

Según las estimaciones, América del Sur, Central y el Caribe será la región del mundo donde las exportaciones registren un menor crecimiento en 2015, un 0,2%.

La región de América del Sur, Central y el Caribe, incluye todo los países latinoamericanos excepto México

Pin It on Pinterest

Share This