Conocer a profundidad la compañía para la que trabaja y tener una mente abierta para aprender roles diferentes son elementos vitales al iniciar un nuevo reto laboral.

POR Carolina Barrantes @Caro_Summa

¿Cómo superar ese nudo emocional? Cuando se ha trabajado durante muchos años en una misma empresa y se toma la decisión de renunciar para asumir un nuevo reto laboral en otra se pueden enfrentar muchas emociones y sentimientos, desde alegría hasta temor, ansiedad, preocupación e incertidumbre.

Expertos consultados por Revista Summa nos ayudan a desarmarlo, teniendo en cuenta varios factores claves, como la historia del nuevo patrono, las capacidades propias, los objetivos en el nuevo puesto y el medio ambiente en el que se va a desenvolver.

Señalan que es una situación totalmente normal, pero que los colaboradores no deben restarle importancia, ya que todo proceso de adaptación tiene sus retos y, a la vez, motivaciones. Es salir de una zona de confort para iniciar una nueva aventura.

Paso a paso

Ante un cambio tan drástico, lo primordial es tener mente abierta, mucho interés para escuchar y aprender. Esto porque el colaborador tendrá que aprender nuevos roles, familiarizarse con la empresa y relacionarse con compañeros nuevos, un proceso que demanda paciencia.

También es importante que conozca el funcionamiento diario de la oficina y comience a establecer vínculos positivos con los integrantes de la nueva empresa. El networking es esencial para el éxito laboral y, por ende, es crítico darse a la tarea de conocer a las personas clave y fomentar una relación laboral positiva con ellas.

Claudia Zelaya, gerente país en Guatemala y El Salvador de ManpowerGroup, explica que el nuevo trabajador “al acercarse a sus compañeros, podrá conocer más fácilmente el día a día de la nueva empresa y, al mismo tiempo, obtener apoyo de sus compañeros para aclarar las dudas que le puedan surgir sobre el desempeño de sus actividades, procesos y procedimientos internos”.

Para Sol Echeverría, profesora del programa de Business Essenials de LEAD University, “la clave para adaptarse es tener actitud de aprender de lo nuevo y flexibilidad para aplicar lo que me aporta la experiencia, pero con espacio para crear nuevos aprendizajes y capacidades, además de conocer el nuevo rol. Es importante tener claro los objetivos que se buscan, los recursos disponibles, los actores que interactúan y los posibles obstáculos a enfrentar, entre otros factores”.

Asimismo, los colaboradores tienen que conocer la historia, cultura y el ambiente social de la organización a la que ingresan, antes  de buscar la manera de “encajar”, hacer comparaciones o críticas. “Deben tener presente que las empresas son sistemas vivos y que an- tes de empezar a actuar u opinar es importante conocerlas a fondo, aun (y, sobre todo) si la persona viene a un cargo alto y con el mandato de realizar cambios”, comen- ta Jorge DeMezerville, director de Consultoría de PwC.

“En nuestra experiencia, hemos visto muchos casos de ejecutivos que llegan a una compañía y, por minimizar las diferencias cultura- les con sus antiguos empleadores, son detectados como un peligro y el mismo sistema se encarga de expulsarlos. De allí que la etapa de asimilación y entendimiento de la organización, sus jugadores clave y su cultura sea fundamental”, enfatiza el experto.

Un último aspecto a considerar, pero no menos importante, es la relación social que se pueda man- tener con los antiguos compañeros de trabajo.

Los tres expertos concuerdan en que ese no tiene por qué ser un elemento negativo, ya que las mismas organizaciones fomentan el acercamiento con los demás actores del mercado.

Sin embargo, es vital que esa relación se mantenga como una amistad y no implique compartir información confidencial de su nueva compañía, en especial si se trabaja para la competencia de sus expatrones.

Tome nota

Estos son los 10 elementos, en orden de prioridad, a los que se debe poner atención para comenzar por buen camino las funciones en una compañía diferente:

1. Comprenda la historia de la compañía, principales símbolos, los valores, normas escritas y no escritas, visión, misión, comportamientos esperados, etc.

2 Entienda quién es quién dentro de la empresa y comprenda la influencia que ciertas figuras pueden tener sobre los tomadores de decisiones.

3 Identifique los recursos disponibles para hacer su trabajo y comprenda los objetivos que debe lograr.

4 Sea proactivo en su propia inducción al puesto; pregunte y no tenga temor a equivocarse.

5.  Muéstrese interesado en aprender, reaprender y desaprender lo que ya no es útil.

6 Sea colaborador y auténtico.

7 No emita juicios antes de tiempo, ni hable mal de sus antiguos empleadores o compañeros.

8 Interactúe siempre con actitud positiva y honrada con sus nuevos compañeros; haga su red de networking.

9 Tome notas de los aspectos importantes ya que al inicio se recibe mucha información

10 Automotívese para ser feliz y enfrentar cualquier nuevo reto.

Pin It on Pinterest

Share This