La operación de Coca-Cola FEMSA en Costa Rica recicla, reutiliza y coprocesa el 99% de sus residuos de las plantas de Calle Blancos y Coronado.

Por Revista Summa

Uno de los pilares de la estrategia de sostenibilidad de Coca-Cola FEMSA es contribuir a la gestión adecuada de los residuos valorizables.

En esa línea la compañía ejecuta de manera simultánea diversas iniciativas en aras de alcanzar la meta de recuperar el total de los envases que se colocan en el mercado, cuyos empaques son 100% reciclables, desde la botella, hasta la etiqueta y la tapa. Además de que las botellas PET están hechas de un 25% de resina reciclada.

De acuerdo con Maricel Álvarez, gerente de Asuntos Corporativos de Coca-Cola FEMSA, el tema del reciclaje es una responsabilidad compartida. “Promovemos la separación en la fuente donde el consumidor es el primer llamado a clasificar los residuos sólidos, mientras nuestro compromiso como empresa es ofrecer un amplio portafolio de bebidas con empaques 100% reciclables y gestionar su adecuada disposición a través de nuestra planta recicladora Misión Planeta”, afirmó Álvarez.

La operación de Coca-Cola FEMSA en Costa Rica recicla, reutiliza y coprocesa el 99% de sus residuos de las plantas de Calle Blancos y Coronado, con el apoyo de gestores certificados y apegados a la legislación nacional e internacional. Además, la empresa ha invertido en el desarrollo de sus empaques de PET, haciéndolos más ligeros, lo cual se traduce en un ahorro anual de más de 264 toneladas de plástico.

En otros frentes de acción, Coca-Cola FEMSA amplió su portafolio de envases retornables e incrementó la disponibilidad de estas botellas en distintos puntos de venta en todo el país. Cuando el consumidor devuelve un envase vacío en un punto de venta, este regresa a la planta para ser sometido a un riguroso proceso de inspección y lavado. Los envases que conservan su calidad intacta son rellenados nuevamente, y los que no cumplen con ese requisito se introducen en otros procesos de fabricación de productos PET.

Alianzas y programas de reciclaje

Coca-Cola FEMSA en alianza con Uber, lanzaron en setiembre de 2020 el programa ReciclandoAndo, para ofrecer a los consumidores una alternativa más para reciclar sus botellas de PET y obtener descuentos y otros incentivos como ecoins. Los usuarios pueden solicitar un viaje a través de la aplicación para enviar el material reciclable a cualquiera de los cinco puntos de entrega disponibles de Coca-Cola FEMSA en los alrededores del aeropuerto Juan Santamaría, San Ramón de Alajuela, Calle Blancos, Pavas y el cantón central de San José.

Adicionalmente, la empresa cuenta con centros de acopio en los quioscos de venta de productos Coca- Cola contiguo a los centros de distribución de Liberia, Nicoya y Puntarenas y con el programa “Mi barrio sin residuos” se habilitaron puntos de recolección en las pulperías y los minisúper, que son de fácil acceso para que los consumidores puedan devolver sus botellas y así reciban un adecuado procesamiento en la planta de reciclaje Misión Planeta.

Misión Planeta

Misión Planeta es el programa ambiental de Coca-Cola FEMSA, con 24 años de existencia. Fue creado con el objetivo de aportar al manejo de desechos sólidos, mediante la recolección y el reciclaje de envases plásticos tipo PET (Tereftalato de polietileno).

Todo el material valorizable recuperado se procesa en la planta de reciclaje Misión Planeta, ubicada en la localidad de Naranjo de Alajuela, donde se transforma en materia prima que será reincorporada en nuevas botellas PET y así cerrar el ciclo de economía circular.

Los esfuerzos que forman parte de estrategia de Sostenibilidad de la empresa se alinean con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, en pro de la sostenibilidad del planeta, del negocio y de las comunidades donde opera.

Pin It on Pinterest

Share This