Es importante tomar en cuenta que para alcanzar el éxito de los espacios colaborativos se deben contemplar aspectos como la densidad de la ciudad, la ubicación – con acceso y transporte adecuados.

Por Revista Summa

El modelo de empresa y la forma de trabajar está cambiando y hay que aprovechar las ventajas que esto trae para el emprendedor, las pequeñas y medianas empresas, profesionales independientes, freelancers y empresas multinacionales. Los espacios colaborativos responden a todas estas nuevas necesidades que se generan y brindan una serie de oportunidades que van desde el bajo costo hasta la posibilidad de hacer networking y por lo tanto generar nuevos negocios.

Es importante tomar en cuenta que para alcanzar el éxito de los espacios colaborativos se deben contemplar aspectos como la densidad de la ciudad, la ubicación – con acceso y transporte adecuados-, además de que los espacios deben ser inspiradores, cómodos y con un buen diseño interno.

“Este tipo de espacios permiten a los trabajadores tener mucha flexibilidad y, a la vez, obtener las ventajas que en el día a día otorga un ambiente de oficina. Por el contrario, cuando se trabaja en espacios improvisados, situaciones como el Internet de baja velocidad, la carencia de suministros, el lidiar con mascotas y hasta las malas postulas corporales por mobiliario inadecuado, entre otras, está comprobado que bajan la productividad de los trabajadores”, asegura Diana Rodríguez, Gerente General de VMG Business Center.

Beneficios

Los espacios colaborativos ayudan a evitar el aislamiento que genera el trabajar solo desde la casa, ya que el individuo llega a perder el contacto físico con personas y esto al largo plazo puede afectar varios aspectos de la vida profesional y personal.

“Las personas buscan donde llegar a trabajar algunos o todos los días de la semana, necesitan salir del aislamiento de su casa, le interesa hacer networking y separar su vida personal de la vida laboral”, afirma la Gerente de VMG Business Center.

Rodríguez brinda cinco consejos para las empresas o emprendedores que están en busca de espacios colaborativos:

  1. Asegúrese de que la empresa que provea el servicio cuente con todos los servicios que para usted son importantes. Por ejemplo: velocidad y calidad del servicio de Internet, espacios cómodos, agradables y de buena calidad, además de que le ofrezcan una buena gama de opciones de servicios adicionales y complementarios en caso que los requiera.
  2. Tome en cuenta su presupuesto mensual y haga una comparación con el monto que usualmente usted invierte al trabajar desde cafeterías, restaurantes e incluso los servicios que debe cubrir al trabajar desde su casa.  Se sorprenderá al darse cuenta de que gasta más de lo que imagina y que es probable que sí pueda pagar el servicio de coworking y obtener todos sus beneficios.
  3. Mida la productividad actual de su equipo de trabajo al laborar desde casa y haga la prueba durante algunas semanas invitándoles a que trabajen juntos 1 o 2 días a la semana desde un área de coworking.  Los resultados pueden ser también sorprendentes.
  4. Valore esta opción como una solución para generar prospectos y por lo tanto nuevas oportunidades de negocios.
  5. Busque espacios de coworking que se encuentren cerca de la zona en la cual usted se desenvuelve, con el fin de evitar invertir gran parte de su tiempo en trasladarse.

Pin It on Pinterest

Share This