Una delegación de Beijing se reunirá con representantes estadounidenses a finales de agosto en Washington.

Por Expansión

China sostendrá una nueva ronda de negociaciones sobre comercio con Estados Unidos en Washington a fines de este mes, anunció este jueves el gobierno en Beijing, en una señal positiva que podría ayudar a resolver un conflicto comercial que ha sacudido a los mercados financieros.

Una delegación china encabezada por el viceministro de Comercio Wang Shouwen se reunirá con representantes de Estados Unidos liderados por el subsecretario del Tesoro para Asuntos Internacionales, David Malpass, dijo el Ministerio de Comercio en Beijing en un comunicado publicado en su página web.

Aunque el acercamiento era visto con optimismo, analistas y funcionarios de negocios advirtieron que era poco probable que las conversaciones arrojen avances concretos porque hay pocas autoridades de alto rango en la delegación de Estados Unidos y las charlas estarán comandadas por el Departamento del Tesoro, no por el representante de Comercio estadounidense.

También persisten enormes diferencias entre las partes sobre las demandas de Washington para que Beijing mejore el acceso del mercado y las protecciones a la propiedad intelectual a las empresas estadounidenses, a lo que se suma la exigencia de la Casa Blanca de recortar el déficit comercial de US$375,000 millones entre las dos economías.

«El hecho de que las delegaciones de funcionarios sean de rango menor sugiere que las dos partes siguen distanciadas y que es improbable que surja un acuerdo durante esta visita», dijo Jonas Short, jefe de la oficina de banca de inversión en Pekín de Everbright Sun Hung Kai.

La noticia de la reunión impulsó al yuan y ayudó a frenar las pérdidas de los mercados bursátiles de China.

Las dos mayores economías del mundo se han enfrentado con onerosas rondas de aranceles recíprocos a sus importaciones desde comienzos de año y han amenazado mutuamente con imponerse más gravámenes a bienes exportables por un valor de miles de millones de dólares.

El encuentro pondría fin a un estancamiento en las conversaciones, pero no está claro si se producirá antes o después del 23 de agosto, cuando Washington tiene previsto activar aranceles adicionales sobre bienes chinos valorados en US$16,000 millones.

La última ronda oficial de discusiones se desarrolló a inicios de junio, cuando el secretario de Comercio estadounidense, Wilbur Ross, se reunió en Beijing con el viceprimer ministro chino, Liu He.

El Departamento del Tesoro en Washington no emitió una respuesta inmediata tras el anuncio de Beijing.

Pin It on Pinterest

Share This