El país asiático puso en pausa impuestos a automóviles, maíz y otros bienes fabricados en Estados Unidos en medio de una nueva tregua comercial.

Por Revista Summa

China suspendió el domingo pasado aranceles adicionales que se aplicarían a algunos productos estadounidenses mientras los dos países retroceden en una guerra comercial que ha sacudido a los mercados financieros y dañado las economías globales.

La suspensión cubre aranceles adicionales sobre productos que incluyen maíz, automóviles y autopartes fabricadas en Estados Unidos, indició la Comisión de Aranceles Aduaneros del Consejo de Estado en su sitio web. Los aranceles que ya están vigentes para otros productos estadounidenses se mantendrán, según el comunicado del consejo.

El anuncio se produce dos días después de que China y Estados Unidos llegaran a un acuerdo comercial de fase uno después de más de 18 meses de tensiones crecientes.

Ambas partes acordaron detener los aranceles adicionales sobre casi 160,000 millones de dólares de productos electrónicos de consumo y juguetes chinos que entrarían en vigor el 15 de diciembre y reducir a la mitad las sanciones económicas impuestas sobre bienes en septiembre. También revelaron nuevos compromisos por parte de los chinos para comprar bienes agrícolas y otros productos estadounidenses.

Pero los detalles del acuerdo permanecen desconocidos en gran medida, dejando a algunos observadores de Estados Unidos y China preguntándose qué incluye exactamente un pacto de guerra comercial de primera ronda entre las dos economías más grandes del mundo. El presidente estadounidense, Donald Trump, fue el primero en imponer aranceles a China, acusando a Beijing de prácticas comerciales desleales y robo de propiedad intelectual.

Beijing ha acusado a Washington de acoso económico. Los aranceles de represalia resultantes y otras acciones punitivas han dañado la economía de China, amenazado a los agricultores estadounidenses y al crecimiento económico, y han causado vaivenes en los mercados mundiales.

Ambas partes dijeron que continuarán trabajando de inmediato en un acuerdo más completo de fase dos. Mientras tanto, el Representante de Comercio de Estados Unidos dijo el viernes que, por el momento, Estados Unidos dejaría en vigor aranceles del 25% sobre productos chinos por valor de US$250,000 millones.

Pin It on Pinterest

Share This