El banco central de China niega que esté manipulando su moneda para encarar las disputas comerciales contra el gobierno de Donald Trump.

Por Expansión

El banco central de China dijo el martes que la decisión de Washington de designar al Gobierno de Pekín como un manipulador de divisas “dañará severamente el orden económico internacional y ocasionará un caos en los mercados financieros”.

El anuncio de Washington del lunes “también evitará una recuperación del comercio y la economía”, dijo el Banco Popular de China (PBOC, por su sigla en inglés), en una de las primeras respuestas oficiales del país a la decisión de Estados Unidos que escaló rápidamente la guerra comercial entre las dos economías.

China ” no ha usado y no utilizará los tipos cambiarios como herramienta para encarar disputas comerciales “, dijo el banco central en un comunicado publicado en su página web.

“China ha advertido a Estados Unidos que controle a sus caballos antes de caer en el precipicio y que tenga en cuenta sus errores, que enmiende su camino”, declaró.

La acusación de Estados Unidos sobre manipulación cambiaria, que ocurrió tras una fuerte desvalorización del yuan, ha abierto una brecha aún mayor entre las dos principales economías del mundo y aplastó cualquier esperanza de una resolución a corto plazo en la contienda de más de un año.

La disputa se ha propagado desde la imposición de aranceles a otras áreas, como el sector tecnológico, y analistas han advertido que las medidas en represalia podrían dañar gravemente las perspectivas de crecimiento, al afectar la confianza de los inversores y el panorama global.

Tarde el lunes, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos dijo que había resuelto -por primera vez desde 1994- que China está manipulando a su moneda, lo que en estricto rigor le entrega más argumentos legales para seguir tomando acciones contra la nación asiática más allá de los aranceles.

La resolución de Estados Unidos se tomó en base a motivaciones políticas para “ventilar su ira”, de acuerdo al Global Times, un influyente diario chino operado por el People’s Daily, el periódico oficial del Partido Comunista.

China “ya no espera una buena voluntad de Estados Unidos”, dijo Hu Xijin, editor en jefe del diario, en su cuenta de Twitter.

El anuncio de Washington se produjo menos de tres semanas después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) dijera que el valor del yuan estaba en línea con los fundamentos económicos de China, mientras que el dólar está sobrevalorizado en entre 6% y 12%.

La ley estadounidense establece tres criterios para identificar la manipulación entre sus socios comerciales: un superávit global de cuenta corriente, un superávit comercial significativo con Estados Unidos y una persistente intervención de los mercados cambiarios.

Los medios estatales de China advirtieron que Pekín podía emplear su posición dominante como exportador de tierras raras a Estados Unidos para presionar en la disputa comercial. Los minerales son utilizados en diversos sectores industriales, desde equipos militares a dispositivos electrónicos de alta tecnología.

Los papeles de algunas empresas relacionadas con el comercio de tierras raras de China subieron el martes ante la especulación de que el sector pueda transformarse en el próximo escenario de la batalla comercial.

Pekín también podría incrementar la presión sobre las empresas estadounidenses que operan en China, de acuerdo a analistas.

Estímulo fiscal

China dijo el martes que lanzará una política fiscal especial en la recientemente ampliada Zona de Libre Comercio de Shanghái, en un intento por promover el libre comercio en momentos en que la prolongada disputa comercial de Pekín y Washington amenaza con derivar en una guerra económica total.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, escaló con fuerza la pugna con China la semana pasada, al amenazar con aranceles del 10% a importaciones chinas por valor de 300,000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

China concederá también licencias de importación de crudo a compañías cualificadas, indicó el Consejo Estatal en un comunicado publicado en su sitio web, agregando que implementará políticas fiscales preferenciales a las firmas que operen en los sectores de la inteligencia artificial, aviación civil, semiconductores y biofarmacéutico.

El Consejo Estatal no ofreció más detalles sobre las políticas fiscales especiales, pero el vicealcalde de Shanghái, Chen Yin, dijo luego en una comparecencia que las firmas extranjeras podrían no ser sometidas a gravámenes por bienes que transiten o sean almacenados en la zona.

El gobierno de Shanghái está trabajando de forma estrecha con el Ejecutivo central para fijar los detalles, agregó Chen.

Pin It on Pinterest

Share This