El acuerdo se logró durante el trigésimo octavo período de sesiones de la CEPAL que finalizó el miércoles.

Por Xinhua

Los Estados miembros y países asociados de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) aprobaron este miércoles la propuesta del organismo internacional para impulsar una transformación del desarrollo de la región posterior a la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19).

Los representantes de 43 Estados miembros y 9 países asociados de la CEPAL aprobaron 14 resoluciones en las que instan a la comisión a continuar su labor de colaboración con sus Estados miembros en el análisis integral de los procesos de desarrollo orientado a la formulación, el seguimiento y la evaluación de políticas públicas.

Además de seguir prestando servicios operativos en los campos de la información especializada, el asesoramiento, la capacitación y el apoyo a la cooperación y coordinación regional e internacional.

El acuerdo se logró durante el trigésimo octavo período de sesiones de la CEPAL que finalizó este miércoles con el reconocimiento de los países a la labor de la comisión regional de las Naciones Unidas y su aprobación a la propuesta presentada en el documento «Construir un nuevo futuro: una recuperación transformadora con igualdad y sostenibilidad».

En el encuentro de esta jornada, que se desarrolló por primera vez de manera virtual, participaron Amina Mohammed, vicesecretaria general de las Naciones Unidas; Carolyn Rodrigues-Birkett, representante permanente de Guyana ante la ONU y presidenta del Grupo de los 77 más China.

Además de la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, y Rodolfo Solano, ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica, país que pasa a ejercer la presidencia de la CEPAL por los próximos dos años. En la clausura, Bárcena agradeció al gobierno de Costa Rica por su liderazgo en esta sesión y su visión y compromiso para los próximos dos años al frente de la CEPAL.

También valoró la declaración política sobre una recuperación sostenible, inclusiva y resiliente, que los cancilleres de los 33 países de América Latina y el Caribe suscribieron.

«Hay un amplio consenso que la pandemia ha expuesto las desigualdades y fragilidades de los países de la región. En este contexto, la comunidad internacional debe tomar en consideración las problemáticas especificas de los países de renta media de la región y de los pequeños Estados insulares del Caribe», abundó. Agregó que «debemos considerar las brechas estructurales y la situación de vulnerabilidad que han sido expuestas por la COVID-19».

La autoridad regional subrayó que el documento que presentaron es «para la acción, realista y necesario, que responde a las necesidades urgentes de América Latina y el Caribe».

«Queremos reiterar que la salida a esta crisis requerirá liderazgos transformadores y capacidad de diálogo y de construcción de pactos políticos y sociales que convoquen amplias coaliciones para garantizar acceso universal a la salud, a la protección social, al empleo con dignidad. Se necesita un cambio en los modos de producción y consumo, para construir Estados de Bienestar».

Pin It on Pinterest

Share This