Uno de los principales retos para la mayoría de las empresas de la región ha sido el de acelerar su camino de transformación digital para hacer frente a todos los retos que hemos tenido en los últimos meses.

Por Revista Summa

En un conversatorio organizado por SAP y Frontierview, se tocó el tema de la realidad centroamericana después de un año de pandemia. Participaron, Marcela Perilla, Presidente del Norte de LAC de SAP y Alejandro Valerio, Practice Leader encargado de la investigación sobre México y Centroamérica en el departamento de América Latina en FrontierView.

Situación Actual

A la fecha, según Alejandro Valerio de Fronterview, firma dedicada a la inteligencia de mercados emergentes, “Panamá y Costa Rica parecen estar haciendo un buen trabajo en las últimas semanas en reducir el número de muertes por COVID-19, al igual que en el porcentaje de población vacunada, en comparación con el resto de países de la región centroamericana. Sin embargo, se espera que la misma región llegue a tener vacunada al 80% de su población entre el tercer trimestre del 2021 y el segundo trimestre de 2022. Para ser exactos si se mantiene el curso actual de vacunación Panamá estaría en el 80% el 10 de noviembre de 2021, Costa Rica el 30 de enero de 2022 y Guatemala el 17 de mayo de 2022”.

En cuanto a la recuperación económica del país en términos de Producto Interno Bruto (PIB), el estudio de Frontierview señaló que los tres países lo harán, pero Panamá llegará casi a doble dígito. El caso de Guatemala será particular pues su crecimiento ha sido gracias a las remesas y las exportaciones. En todo caso, se espera que de todas las naciones centroamericanas, Panamá sea la última que recupere los niveles económicos que tenía antes de la pandemia, recuperándolos en el 2024, tomando en cuenta la caída histórica de su PIB en 2020, concluye el estudio. “Todo esto dependerá de cómo logren frenar los contagios, la cantidad de población vacunada y la posibilidad del país de abrir puertas al turismo, rubro del cual dependen los 3 países” concluyó Valerio.

Transite a la fase de recuperación con resiliencia y agilidad

Muchas organizaciones han tenido complicaciones para adaptarse al nuevo entorno. Sin embargo, existen estrategias y herramientas que pueden ayudarlas a transitar hacia la nueva realidad laboral de forma eficaz.

“Definitivamente el aporte más grande que ha dado la industria tecnológica para ayudar en la pandemia ha sido la nube. Gracias a la nube se ha podido llevar a cabo el teletrabajo. Aquellas empresas que aún no tienen toda su infraestructura o una parte parcial en una nube no han podido ser tan flexibles con el teletrabajo. Si algo nos ha enseñado la pandemia es que para que sea exitoso trabajar de manera remota, el backend tiene que ser robusto. Esto solo la nube nos lo puede dar” señaló Marcela Perilla.

La clave para mantenerse a flote para muchas empresas en la región ha sido la resiliencia y la agilidad, indicó la ejecutiva. “En esta pandemia la gran ganadora ha sido la nube. En SAP, hemos visto como gracias a la tecnología y con mucho tino las empresas han navegado exitosamente estas aguas turbulentas. Para el éxito hemos identificado las siguientes acciones” concluyó Perilla.

Adoptar el trabajo flexible
Aquellos negocios que se movieron rápidamente para adoptar el trabajo remoto afrontaron los desafíos de la pandemia de mejor forma que aquellos donde se requería asistir a un lugar de trabajo físico. Tener al menos una parte de su fuerza laboral de forma virtual, propicia que los esfuerzos para asegurar la continuidad del negocio se enfoquen en las áreas donde es imposible adoptar estas medidas.

Para ambos casos, los líderes empresariales deben explorar acuerdos más flexibles con sus empleados con el propósito de satisfacer sus necesidades y asegurar la productividad organizacional. Repensar los modelos de trabajo no es una opción que pudiera o no tomar, sino básicamente una obligación en el contexto actual.

 Optimice su cadena de suministro
Esta pandemia demostró con qué facilidad las cadenas de suministro pueden verse interrumpidas. A partir de ello, en vez de buscar solamente las mejoras en los resultados finales, las empresas también deben enfocarse en diseñar cadenas de suministro adaptables con base en las siguientes estrategias: generar redundancia, analizar los escenarios y ser flexible a los cambios.

 Cree una ventaja de ingresos
De acuerdo con un estudio de McKinsey, las empresas resilientes son las que se mueven antes que todos durante una crisis o una recesión: “entraron por delante, se sumergieron menos y salieron con las armas encendidas.” El contexto empresarial es y seguirá siendo incierto, pero si las circunstancias logran preverse, es probable que las afectaciones sean menores. Los puntos a considerar para crear una ventaja de ingresos son: crear un colchón de seguridad y enfocarse en el crecimiento.

Gestionar esta nueva etapa de la pandemia, en la que muchas empresas están acoplándose al entorno postpandémico, puede resultar difícil si no cuenta con las herramientas tecnológicas necesarias para resolver la complejidad de los procesos. Soluciones como SAP Ariba Discovery, SAP Manufacturing Integration and Intelligence, SAP Qualtrics, SAP S/4 Hana y SAP Integrated Business Planning for Supply Chain están a su disposición para auxiliarlo en la fase de recuperación.

Pin It on Pinterest

Share This