A pesar que la inflación se aceleró levemente en 2016, se mantuvo en la mayoría de los casos por debajo de los rangos meta previstos por los bancos centrales para ese año.

Por La Tribuna.

La evolución macroeconómica favorable que presentó la economía de la región en 2016, seguirá su curso este año, pese a riesgos externos, concluyeron los presidentes de los bancos centrales de Centroamérica y República Dominicana al final de una reunión, celebrada en El Salvador.

La cita fue auspiciada por el Consejo Monetario Centroamericano (CMCA) donde los participantes enfatizaron, que a pesar de la evolución de la economía mundial, la actividad económica de la región ha mostrado un desempeño favorable, lo que se refleja en una tasa de crecimiento promedio de 4,5%.

Por otra parte, a pesar que la inflación se aceleró levemente en 2016, se mantuvo en la mayoría de los casos por debajo de los rangos meta previstos por los bancos centrales para ese año.

No obstante, el Consejo alertó sobre la evolución del precio de los alimentos y del precio internacional de los derivados del petróleo, ya que son los grupos de bienes que más impacto ejercen sobre la inflación total.

En esta ocasión, el Consejo Monetario incluyó dentro de su agenda una presentación de Alexandre Tombini, Director Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI), quien compartió con los miembros del CMCA su visión sobre las perspectivas económicas mundiales de corto plazo.

El CMCA destacó que los principales riesgos que debe afrontar la región de Centroamérica y República Dominicana están asociados con el entorno internacional, principalmente por la incertidumbre de políticas económicas que podrían adoptar las principales economías industrializadas.

En ese sentido, el Consejo consideró que un mayor crecimiento económico en los Estados Unidos, originado por el impulso fiscal planeado, podría favorecer a la región, como resultado de un incremento en la demanda por sus exportaciones.

Pero existen otros elementos que podrían deteriorar el desempeño de la región a corto y largo plazo, por ejemplo, posibles acciones dirigidas a restringir los movimientos migratorios, que afectarían los flujos de remesas familiares hacia la región, así como reversiones en los flujos de inversión extranjera directa.

Adicionalmente, el Consejo aprobó las recomendaciones del Comité de Política Monetaria, integrado por los jefes de los bancos centrales, en relación con su plan de cooperación, el cual ha generado oportunidades de intercambio de alto nivel entre los cuadros técnicos, con el fin de atender diferentes necesidades.

El Consejo también emitió lineamientos y nuevos temas de interés regional que deben incluirse en el plan de cooperación citado, y aprobó nuevos instrumentos para la divulgación de estadísticas de deuda externa armonizadas a nivel regional.

Finalmente, y con el objetivo de apoyar el proceso de armonización y fortalecimiento de la integración financiera de la región, se acordó actualizar las Normas Generales del Sistema de Interconexión de Pagos. (JB).

Pin It on Pinterest

Share This