La estrategia fue definida hace 10 años y una de las principales metas era ser líderes ambientales en Guatemala para el 2020.

Por Revista Summa

La calidad de los procesos sostenibles de la guatemalteca Cementos Progreso la hizo ganar recientemente el Premio Nacional a la Producción Más Limpia y el Sello Ambiental, reconocimientos otorgados a organizaciones comprometidas con el cumplimiento de la normativa ambiental vigente y que cuentan con un efectivo sistema de gestión ambiental.

Dicho sistema se caracteriza por ser preventivo, proactivo e inclusivo. Para conocer mejor cómo se implementa conversamos con José Ramón Aguilar, gerente de Gestión Ambiental de la compañía.

¿Qué hace Cementos Progreso para garantizar una producción más limpia?
Tenemos un sistema de gestión ambiental llamado SEGA (Sistema Estratégico de Gestión Ambiental), el cual conlleva tres grandes aspectos: lo primero es el cumplimiento legal, lo cual significa tener instrumentos y todos los parámetros ambientales en ley; el siguiente es un tema de carácter netamente preventivo, en el cual lo que hacemos es analizar todos los procesos día a día y fortalecer donde hayan algunas debilidades; al último eje le llamamos Eco Indicadores para medir aspectos como el consumo de agua, la cantidad de desechos, las emisiones, etc. Nos ponemos metas y la idea es siempre superarlas, eso significa menos emisiones, ser más estables y producir de forma más limpia.

¿Cuáles son las normas y medidas bajo las cuales se rige la empresa para ejercer una gestión acorde al cuidado de los recursos ambientales?

Tenemos una política de sistema ambiental que atraviesa de forma transversal todas nuestras operaciones. Eso significa que todas cumplen con los mismos parámetros y son medidas de la misma manera. Además, contamos con un software que permite llevar toda la documentación al día, generar indicadores y posicionar a nivel empresarial en dónde estamos y hacia dónde vamos. Y la tercera es que tenemos sistemas ISO 14000, para alinearnos en un mismo sistema de gestión y poder producir de una forma limpia. También hay cumplimientos de parámetros nacionales, como el Acuerdo Gubernativo 236-2006, relacionado con las aguas residuales.

¿Qué tan importante es para la empresa tomar en cuenta dentro de los procesos el cuidado del medio ambiente?

Es algo que ya viene en el ADN de todos los que trabajamos en Cementos Progreso, desde nuestro fundador, que empezó cuando no había ni siquiera una ley ambiental. Desde entonces ya hablábamos de reforestación y trabajábamos fuertemente en ese tema con los colaboradores. Para nosotros, la gestión ambiental es algo que ya viene inmerso en todo lo que hacemos, en todas las actividades que emprendemos y en cada proyecto, desde que inicia hasta que finaliza.

¿Planifican implementar nuevos mecanismos o procesos relacionados con una mejor gestión ambiental?

Dentro del departamento tenemos varias actividades y una de ellas es la Investigación y Desarrollo de proyectos nuevos. Uno de los más grandes que estamos trabajando es el manejo de la erosión, a través de una planta que tiene varios usos. Además, dentro de un eje de Investigación y Desarrollo de Educación Ambiental llegamos al corredor seco. Se trata de un proyecto bien interesante y con el que nos ha ido muy bien, donde tres escuelas seleccionadas tienen la oportunidad de mejorar sus condiciones ambientales y generamos mini proyectos que las ayudan a alcanzar un carácter autosostenible. Por ejemplo, en áreas donde no hay agua hemos implementado la cosecha de agua de lluvia y de momento contamos con un almacenamiento significativo para abastecer a los alumnos durante la época seca. También hay áreas en donde ha habido deslaves, por lo que hemos construido taludes para evitar que las escuelas sufran daños mayores. Además, hemos creado jardines, huertos escolares y pintado las escuelas, con apoyo de los padres y el personal docente.

¿Qué representa para la empresa haber recibido el pasado mes de agosto pasado el Premio Nacional a la Producción más Limpia y el Sello Ambiental?

Estamos muy contentos y orgullosos. Nuestra estrategia fue definida hace 10 años y una de las principales metas era ser líderes ambientales en Guatemala para el 2020. Hemos venido trabajando en función de lograrlo y definitivamente estos dos premios vienen a garantizar que lo estamos logrando. La eficiencia en el cumplimiento de medidas medioambientales, junto a prácticas futuristas y emprendedoras hicieron que Cementos Progreso se convirtiera en el ganador del Sello ambiental y el Premio Nacional a la Producción más Limpia, principal galardón otorgado por el Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales en reconocimiento a las prácticas amigables con el entorno.

Pin It on Pinterest

Share This