El sector textil contribuye con el 8,9% del Producto Interno Bruto (PIB) de Guatemala.

Por La Prensa 

La falta de aprobación de la Ley Emergente para la Conservación del Empleo e Incentivos Fiscales pone en aprietos a este sector. Según el vicepresidente de la Comisión de Vestuario y Textiles (Vestex), Alejandro Ceballos, señala que  este sector ha sido el más impactado.

La iniciativa otorgaba 10 años de incentivos fiscales al sector; sin embargo, el Congreso no la aprobó y el 31 de diciembre del 2015 venció el plazo de la prórroga que la Organización Mundial de Comercio otorgaba para la eliminación de las subvenciones a la exportación.

Ceballos, señaló que la exportación de tela que se produce en Guatemala está creciendo hacia otros países centroamericanos porque los empresarios coreanos las emplean en sus fábricas para coserlas y enviarlas a Estados Unidos.

Asimismo, el empresario de Vestex, detalló que además de la inversión también están trasladando a trabajadores preparados de Guatemala a Haití y Nicaragua. Ceballos, también explicó que dichas empresas generan el 70% del trabajo en la industria textil.

Por su parte, el vicepresidente de la Asociación Guatemalteca de Exportadores, Antonio Malouf, dijo que se espera que el congreso haga cambios en la legislación para no perder contratos pendientes de confirmar.

Malouf, explicó que “de la noche a la mañana no se verá el cierre de empresas, pues todo es un proceso para determinar las órdenes pendientes. Existe la esperanza que en estos primeros días del 2016 se logre algún acuerdo en el Congreso” agregó.

Pin It on Pinterest

Share This