La deuda oficial asciende a US$550 millones, por arriba de esa cifra hay cerca de US$700 u US$800 millones más por revisarse.

Por: Panamá América

El viaje que la canciller panameña, Isabel De Saint Malo, realizó ayer a Caracas para gestionar la recuperación de la millonaria deuda que mantienen empresarios venezolanos con empresas panameñas, tomó por sorpresa a Usuarios de la Zona Libre de Colón (ZLC).

Aunque la gestión gubernamental es bien vista por los usuarios de la ZLC, no están de acuerdo con que no se les haya tomado en cuenta, ya que se enteraron de la iniciativa a través de los medios.

“Vemos bien que se esté gestionando de alguna manera por parte del Gobierno este tipo de acción, porque siempre hemos dicho que es necesaria, ya que hay un tema gubernamental de por medio que es la liberación de divisas”, señaló Severo Sousa, expresidente de la Asociación de Usuarios de la Zona Libre de Colón.

Sin embargo, el empresario agregó que lo que no le parece del todo es que se haya dado esta gestión sin que existiera la debida comunicación con los usuarios de la Zona Libre, que son los más afectados.

La cita entre Saint Malo y las autoridades venezolanas surgió en un intercambio entre el presidente panameño, Juan Carlos Varela, y su homólogo venezolano durante la VII Cumbre de las Américas.

El encuentro tiene como objetivo dar seguimiento a las conversaciones sobre la disponibilidad de divisas pendientes por parte de Venezuela con la Zona Libre de Colón y Copa Airlines, para lo cual las autoridades venezolanas han manifestado total disposición de avanzar, según el comunicado oficial.

Acompañan a De Saint Malo el viceministro panameño de Relaciones Exteriores, Luis Miguel Hincapié; el secretario nacional de Energía, Víctor Urrutia; el gerente general de la Zona Libre de Colón, Surse Pierpoint, y el vicepresidente de Finanzas de Copa Airlines, José Montero. La Cancillería no precisó cuándo regresa la delegación panameña.

Deuda y estrategias

Sousa detalla que el último monto de la deuda oficial, aceptado por ambas naciones, luego de que se estableciera una comisión durante la administración pasada, es de aproximadamente US$550 millones, por arriba de esa cifra hay cerca de US$700 u US$800 millones más, que están por revisarse entre los dos países o la comisión que se establezca.

El expresidente de la Asociación de Usuarios explica que este monto que se ha revisado es válido, solo que no llegó a sustentar dentro del tiempo que laboró la comisión en la administración pasada. Según las declaraciones del empresario, la deuda total alcanza unos US$1.300 millones.

La situación ha afectado el emporio comercial y aunque el mercado venezolano no ha sido reemplazado al 100%, los empresarios expanden el alcance.

Pin It on Pinterest

Share This