En Latinoamérica, la operación alcanzó el 97,7% de los residuos reciclados y una reducción de emisiones de CO2 de 29,9% en el 2020.

Por Revista Summa

Bridgestone anuncia la publicación de su primer Informe de Sostenibilidad de América Latina, en el que detalla los proyectos, acciones y resultados en la región a lo largo de 2020, así como su aporte al apoyo del logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y la Agenda 2030.

La compañía japonesa, que celebra 90 años de su fundación en 2021, anunció el año pasado su tercera fundación, Bridgestone 3.0, junto con su nueva visión de futuro: crear valor social y para el cliente como una empresa de soluciones sostenibles para 2050, basada en una estrategia empresarial de mediano y largo plazo, que coloca la sostenibilidad en el centro.

Bridgestone también dio a conocer los Hitos 2030, presentando nuevos objetivos para lograr sus metas medioambientales a medio plazo, dentro de las cuáles se destacan el compromiso de la compañía para lograr que sus operaciones sean carbono neutro a partir de 2050 y la reducción de las emisiones totales de CO2 en un 50% para 2030, en comparación con los niveles de 2011.

El Informe de Sostenibilidad de América Latina publicado recientemente, reúne datos de la operación de Bridgestone en México, Costa Rica, Colombia, Argentina, Brasil y Chile.

“El viaje empresarial de Bridgestone siempre ha estado relacionado con la sostenibilidad. El fundador de la empresa creía que una empresa que solo quiere obtener ganancias no puede prosperar, pero una que contribuye a mejorar la sociedad siempre tendrá éxito”, destaca Charlie Rule, presidente de Bridgestone Americas Tire Operations Latin America (BATO-LA). “Hemos llevado esta creencia al corazón de nuestro negocio a medida que avanzamos hacia 2050 y más allá”, agrega.

Entre los datos destacados en este reporte resalta la disminución a nivel regional de un 36.53% de los residuos enviados al relleno sanitario en el 2020, esto gracias a diferentes proyectos implementados en las plantas. En el caso de la operación de Costa Rica, la compañía cuenta con un proyecto de corte de hules con el objetivo de darle a este material las dimensiones adecuadas para reciclarlo, esta iniciativa permitió reciclar 48 toneladas de residuos.

La región también logró una disminución de un 29,9% las emisiones de carbono de sus operaciones en América Latina. En Costa Rica, la compañía cuenta proyectos como la generación de energía fotovoltaica por medio de paneles solares, que permitió la disminución de 2,7 toneladas de CO² en el 2020.

Para ese mismo año, la compañía logró una reducción del consumo de agua: las unidades en América Latina mostraron una disminución del 23,3%, equivalente a un ahorro de más de 755.000 litros de agua. Bridgestone Costa Rica, por ejemplo, cosecha agua de lluvia para su utilización en el lavado y limpieza de maquinaria, logrando reutilizar 164 metros cúbicos de agua en el 2020.

El Informe también resalta las acciones de apoyo a la comunidad de la compañía en el contexto de la pandemia COVID-19, que incluyeron donativos de alimentos, mascarillas, pantallas faciales, entre otros artículos, a lo largo de la región. Así como iniciativas de equipamiento de ambulancias con llantas Bridgestone y donación de servicios de Bandag para el renovado de llantas de camión para vehículos de transporte pesado.

Bridgestone también detalla en su informe las políticas de ética y gobierno de la empresa, así como de su estrategia de Diversidad e Inclusión, que incluye la creación de grupos de afinidad de colaboradores (ERG’S) que buscan promover, la inclusión, la colaboración y las oportunidades de la comunidad LGBTQ+, las mujeres y sus aliados.

De cara al futuro, Bridgestone seguirá desarrollando proyectos enfocados a la economía circular, la creación y distribución en el mercado de productos y soluciones sostenibles, así como al desarrollo de un equipo tan diverso como los clientes a los que atiende la compañía.

Pin It on Pinterest

Share This