Los proyectos financiados por la multilateral contribuyeron a reactivar la economía del país en el contexto de la crisis por la COVID-19.

Por Revista Summa

El modelo de salud de Costa Rica ha sido reconocido y catalogado entre los mejores a nivel mundial y de igual manera, el país es un referente en la región en cuanto a políticas sostenibles. El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) ha contribuido a estos logros, mostrando un respaldo histórico tanto al sector privado como público mediante la asesoría técnica y el financiamiento de proyectos insignes y de gran impacto para los costarricenses.

En 2021 no fue la excepción, múltiples cooperaciones técnicas, donaciones e iniciativas aprobadas contribuyeron a mantener fuentes de empleo en el contexto de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19, fortalecer el sistema de salud, de agua y saneamiento, así como infraestructura vial; además de incursionar en estudios e investigaciones como base para nuevos proyectos.

“Para el BCIE es de mucha satisfacción saber que las operaciones que apoyamos financieramente en Costa Rica no tuvieron ninguna afectación a pesar de la crisis y que más bien contribuyeron a reactivar la economía”, expresó el presidente ejecutivo del BCIE, Dante Mossi.

Perspectivas para el 2022

Para este nuevo año, el BCIE en Costa Rica estará enfocado en mejorar la presa crediticia existente para avanzar en proyectos estratégicos para los costarricenses en materia de infraestructura y equipamiento hospitalario entre otros temas prioritarios atendidos desde el sector público soberano.

Mientras que en el sector privado y público no soberano, los esfuerzos estarán en línea a los avances de obras que se encuentran en ejecución como de infraestructura vial, agua y saneamiento, el Tren Eléctrico Limonense de Carga (TELCA), así como canalización de recursos a través de las instituciones financieras intermediarias movilidad eléctrica, y proyectos de educación, gobiernos locales y infraestructura, entre otros.

El BCIE en Costa Rica

Costa Rica es uno de los socios fundadores del BCIE desde 1960, su participación accionaria es de 10.79%, con un capital suscrito por US$714.00 millones. Desde su incorporación, el Banco ha desarrollado múltiples iniciativas desde diferentes sectores como salud, energía, telecomunicaciones, vivienda e infraestructura vial, entre otros.

Durante el quinquenio 2016-2020, el apoyo del BCIE a Costa Rica registró US$2,433.1 millones en aprobaciones y US$1,649.2 millones en desembolsos, y durante 2020, en uno de los periodos de mayor incertidumbre y crisis económica le aprobó US$705.2 millones en operaciones y donaciones para el combate de la COVID-19 y reactivación de la economía costarricense, demostrando su solidez financiera y reiterando su rol como el apoyo efectivo y oportuno de la región centroamericana.

Pin It on Pinterest

Share This