El banco ya ha actualizado su logotipo en casi 1,000 edificios a nivel internacional, entre ellos la sede central en Madrid y algunas entidades de Buenos Aires y Ciudad de México.

Por Expansión

La transformación de BBVA ya es una realidad en el mercado global. Desde que se hizo oficial el cambio de identidad visual, en abril de este año, la institución financiera ha renovado casi 1,000 edificios en todo el mundo, entre ellos la sede central del banco en Madrid y algunas entidades de Buenos Aires y Ciudad de México.

En los 7,000 edificios restantes con los que cuenta el banco, los cambios serán visibles en los próximos meses, pues hay inmuebles que complican la transformación, como la Torre BBVA de México, que tiene una altura de 235 metros.

Respecto a la identidad digital —que incluye 3,000 aplicaciones y una plataforma—, la modificación se hará a un ritmo más rápido, con la finalidad de priorizar el time to market (el tiempo que pasa desde que un producto es concebido hasta su lanzamiento) y seguir satisfaciendo las necesidades del usuario online, según el banco. “Logísticamente es una tarea enorme”, dijo en un comunicado Rob Brown, responsable global de Marketing de BBVA. “Se trata de unificar la forma en que nos ven nuestros clientes en todo el mundo, tanto visualmente como en los productos y servicios que ofrecemos”.

El nuevo logotipo de la entidad financiera conserva elementos ya conocidos por el mercado, como el color y el uso de las mayúsculas. Sin embargo, se apuesta por una tipografía y un diseño distintos. Los cambios de BBVA se darán a conocer a través de una campaña integral de marketing que será visible en televisión, cine, radio, publicidad exterior, medios impresos y canales digitales.

Pin It on Pinterest

Share This