La autoridad financiera reveló que el país continúa el proceso de recuperación económica gradual.

Por EFE

El Banco Central de Costa Rica (BCCR) indicó este jueves en un informe que proyecta que en los «próximos dos años la economía costarricense mantendría una brecha de producto negativa y un nivel de desempleo por encima de la tasa que estabilizaría la inflación».

La Junta Directiva del Banco en sesión del 21 de abril del 2021, acordó mantener la Tasa de Política Monetaria en 0,75 % anual, su mínimo histórico, y el nivel en que se ubica desde junio del 2020.

Según el BCCR, esta decisión da continuidad a la «postura expansiva y contracíclica» que la política monetaria ha tenido desde marzo del 2019, y que se ha profundizado con la pandemia por covid-19. Además, la junta acordó mantener dicha postura en el tanto la inflación proyectada se mantenga por debajo de la meta de 3 %.

«Con fundamento en todas esas consideraciones, la Junta Directiva del Banco Central estimó conveniente dar continuidad a la postura expansiva y contracíclica de la política monetaria, para así seguir apoyando el proceso de recuperación económica y la generación de empleo», afirmó el presidente del Banco Central de Costa Rica, Rodrigo Cubero.

La autoridad financiera reveló que el país continúa el proceso de recuperación económica gradual, lo que se refleja en una tasa de variación trimestral anualizada de 10,3 % de la serie ajustada por estacionalidad del Índice mensual de actividad económica (IMAE) de febrero del 2021.

Sin embargo, la actividad económica sigue muy por debajo de los niveles antes de la crisis sanitaria de covid-19, ya que en términos interanuales el IMAE cayó 4,7 % en febrero.

En forma similar, la tasa de desempleo se ha ido moderando y alcanzó un 18,5 % en el trimestre de diciembre, enero y febrero, para una mejora de casi seis puntos porcentuales en los últimos siete meses, pero este indicador está lejos de alcanzar los niveles observados antes de la pandemia, ya de por sí altos.

«Se proyecta que en los próximos dos años la economía costarricense mantendría una brecha de producto negativa y un nivel de desempleo por encima de la tasa que estabilizaría la inflación», cita el reporte del BCCR.

La Junta Directiva también observó que la inflación general, medida con la variación interanual del Índice de Precios al Consumidor, se ubicó en 0,5 % en marzo del 2021, por lo que continuó por debajo del rango de tolerancia definido con respecto a la meta de inflación de mediano plazo (3 % ± 1 punto porcentual).

El BCCR destacó que el comportamiento de la inflación refleja la «persistencia de fuerzas desinflacionarias», presentes en la economía costarricense desde el 2019: una brecha del producto negativa, una alta tasa de desempleo, una baja inflación mundial y expectativas de inflación a 12 meses también bajas (un 0,7 % en marzo del 2021), según las expectativas de mercado.

Dada la evolución prevista para los principales determinantes macroeconómicos de la inflación, el Banco Central estima que las presiones desinflacionarias persistirán y que la inflación se mantendrá por debajo de la meta en los próximos 24 meses.

«El Banco Central reitera su disposición a mantener esa postura hacia adelante, en el tanto los pronósticos para los próximos 24 meses ubiquen la inflación por debajo de la meta de 3 %. Esta guía prospectiva ayudará en la formación de expectativas de tasas de interés, y por esa vía contribuirá también a estimular la actividad económica», dijo Cubero.

Pin It on Pinterest

Share This