Dos grandes atributos de los Fondos de Inversión de Banagrícola son la liquidez y la rentabilidad.

Por Revista Summa

La figura de fondos de inversión es relativamente nueva en El Salvador, sin embargo, ha tenido gran aceptación entre los usuarios. Así lo corrobora la experiencia de Fondos de de la Gestora Banagrícola que con apenas un poco más de un año de operaciones ya es el segundo más grande del mercado y ha movilizado US$25 millones.

“Contamos con 370 partícipes del fondo, entre personas naturales y jurídicas. Es un producto nuevo que ha llama- do la atención de las personas y ha obtenido una respuesta muy positiva”, explica Francisco Santa Cruz, gerente gene- ral de Gestora de Fondos de Inversión Banagrícola.

El banco comenzó ofreciendo la opción en cinco agencias y ante la demanda creciente y el interés del público, en pocos meses, ahora son 12 las agencias autorizadas para distribuir el instrumento y la meta es llegar a 28 agencias certificadas por la Superintendencia del Sistema Financiero.

Ventajas competitivas

Dos grandes atributos de los Fondos de Inversión de Banagrícola son la liquidez y la rentabilidad. La legislación salvadoreña establece que este tipo de instrumentos no tienen un plazo definido; al ser abiertos los clientes se pueden retirar en cualquier momento y obtener sus cuotas de participación de forma inmediata. Además, debido a la alta calidad crediticia de los activos en que invierte el Fondo y la diversificación de las in- versiones, los partícipes cuentan con una rentabilidad bastante atractiva, para un instrumento como este que brinda liquidez inmediata.

“Las personas jurídicas están utilizando este instrumento para sus excedentes de liquidez; mientras que las personas naturales lo están empleando como una forma para ahorrar. En septiembre de 2018, nuestra rentabilidad era del 2,27% y en abril de este año alcanzamos un 3,30%, lo que demuestra un crecimiento muy importante, manteniendo el bajo riesgo y posicionándonos como el Fondo con mejor calificación de riesgo del mercado”, detalla Santa Cruz.

Inclusión financiera

Los Fondos de la Gestora Banagrícola tienen otro punto a favor: están disponibles para todo tipo de inversionistas. La cantidad mínima para ser partícipe es de US$200 dólares, monto que facilita la inclusión financiera, y las personas pueden hacer aumentos con sumas a partir de los US$20.

Los interesados reciben acompañamiento de los especialistas del banco para que puedan comprender, en su totalidad, cómo funciona el instrumento, los riesgos, las ventajas y los beneficios.

“Es muy importante que las personas sepan cuál es el destino de su dinero y las formas para adquirir este tipo de producto”, enfatiza el ejecutivo.

 

Pin It on Pinterest

Share This