El sector construcción será un motor para la economía en el 2018, según la política económica.

Por Prensa Libre 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pronosticó que la economía de Guatemala crecerá 3.2% en el 2018, según el informe sobre las Perspectivas Mundiales (WEO).

El documento que se hizo publicó este martes en Washington, subraya que el crecimiento del 3.2%, estaría por encima de 2.8% que fue la tasa de crecimiento del 2017.

“Apoyado por un mayor crecimiento de la economía estadounidense, condiciones monetarias acomodaticias, así como un moderado impulso en el gasto gubernamental, el crecimiento debería acelerarse gradualmente hasta alcanzar una tasa de 3.6% en el 2019”, según resalta el informe del capítulo cuarto que en marzo pasado llevó a cabo ese organismo al país.

El pronóstico de crecimiento del 3.2% para este ejercicio se sustentó en el documento que recientemente se evaluó a Guatemala.

La revisión del capítulo cuarto consiste en una profunda revisión de la economía guatemalteca, el sector fiscal y el sistema financiero entre otros indicadores.

El pronóstico del FMI estaría en el rango previsto en la política monetaria, cambiaria y crediticia para este año, que sitúa que el crecimiento de la economía estaría dentro del rango del 3.0% y 3.8%.

En la revisión de la política económica que realizó la Junta Monetaria (JM) el pasado 4 de abril, confirmó que la economía creció 2.8% en 2017, menor a lo previsto y al 2016 cuando fue de 3.1%.

Más inversión y confianza

“Lograr un nivel más alto de crecimiento requeriría esfuerzos para promover la inversión tanto pública como privada (que, en torno al 14% del PIB, es baja en relación con economías de referencia). Sin embargo, los bajos ingresos públicos limitan la capacidad del gobierno para gastar en capital físico y humano; además, la fragmentación política ha disminuido las perspectivas de aquellas reformas que contribuirían a atraer inversión privada”, agrega el documento del FMI.

El informe señala que mejorar el nivel de vida de los guatemaltecos sigue siendo el principal reto que enfrenta el país.

“Durante la última década, el ingreso per cápita creció a una tasa promedio de 1%, la cual no es suficiente para reducir significativamente los elevados niveles de pobreza en la actualidad (60% de la población)”, señala.

«Durante los dos últimos años, a pesar de que los significativos ingresos por remesas contribuyeron a sustentar el consumo privado, el crecimiento se desaceleró debido a la merma de la confianza, una insuficiente contribución del gasto presupuestario al crecimiento, suspensiones de actividades mineras por mandato judicial, y las desfavorables condiciones externas. Esta desaceleración es generalizada como se manifiesta en el empleo, el consumo privado y el crecimiento crediticio», agrega el informe.

El empresario Alejandro Ceballos presidente de la Comisión de Vestuario y Textil (Vestex) y Juan Carlos Tefel, presidente de la Cámara de Industria de Guatemala, explicaron que se deben de generar las condiciones para la atracción de mayor inversión en el país y generar más empleo y productividad.

“Hay que abogar por un mejor clima de negocios, certeza jurídica paras empresas y confianza a la economía”, subrayó Tefel.

El informe del FMI subraya que para el 2019, el crecimiento de la economía se ubicará en 3.6% y para el 2023 en 3.6%.

Rezagados

El documento de las Perspectivas Mundiales del FMI, señala que a nivel de Centroamérica y República Dominicana, Guatemala tendrá un rezago en su crecimiento económico.

Panamá liderará a la región con un crecimiento de su economía en 5.6%, seguido de República Dominicana con 5.5%, respectivamente. En ambos países estaría explicado por la construcción de obras públicas, así como proyectos de alianzas público privado.

Para Nicaragua se proyecta un crecimiento del 4.7%, impulsado por la atracción de inversión extranjera y Honduras con 3.5%, explicado por varias obras públicas.

Guatemala, crecerá 3.2%, Costa Rica, 2.7% y El Salvador, 2.3%, señala el informe.

Pin It on Pinterest

Share This