Francia también anunció que suspenderá mañana viernes las evacuaciones que está llevando a cabo desde Kabul.

Por EFE

Numerosos países europeos han anunciado hoy sus últimas operaciones de evacuación de afganos y nacionales desde Kabul ante el deterioro de la seguridad en el aeropuerto, con el temor a atentados inminentes como factor también determinante.

Francia, Países Bajos, Dinamarca, Bélgica, Polonia y Hungría son algunos de los países que dan por cerrado su operativo de evacuación, mientras desde Londres se apunta la posibilidad de un atentado de gran alcance en Kabul en las próximas horas, una hipótesis alimentada por el creciente deterioro de la seguridad en la capital afgana y en su aeropuerto.

Así, el Gobierno británico alertó este jueves de que un ataque terrorista «altamente letal» podría ser perpetrado en el aeropuerto de Kabul de manera «inminente», mientras prosiguen las operaciones de evacuación de refugiados en Afganistán.

El secretario de Estado de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, James Heappey, reveló que se han recibido «informaciones muy creíbles» que apuntan a la posibilidad de que pueda producirse un atentado terrorista «inminente» y «grave» en la capital afgana.

«La credibilidad de informaciones ha llegado al punto en el que creemos que (la posibilidad de que ocurra un atentado terrorista) es muy inminente, un ataque altamente letal, posiblemente en Kabul», dijo hoy el político en un programa de la BBC.

Heappey puntualizó que a consecuencia de esas informaciones el Ejecutivo británico ha modificado su recomendación oficial de viaje y aconseja ahora a sus ciudadanos no acercarse al aeródromo afgano, sino «alejarse del aeropuerto, encontrar un lugar de seguridad y esperar nuestras instrucciones».

Al igual que Estados Unidos y Australia, el ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido ha urgido a sus ciudadanos que ya están a las afueras del aeródromo Hamid Karzai a que se alejen del área de manera inmediata.

En este contexto de inseguridad y ante la posición del presidente de EE.UU., Joe Biden, de respetar el acuerdo para que sus fuerzas abandonen Afganistán el 31 de agosto varios países europeos ya han dado por concluido su operativo de evacuación.

Francia también anunció que suspenderá mañana viernes las evacuaciones que está llevando a cabo desde Kabul. El primer ministro, Jean Castex, indicó este jueves a la emisora de radio RTL que esas operaciones de evacuación van a continuar «hasta mañana por la noche» porque luego los militares franceses que se ocupan del dispositivo tendrán que abandonar el aeropuerto de Kabul.

Recordó que, además de repatriar a los franceses que estaban en Afganistán, esos vuelos que hacen escala en su base aérea de Abu Dabi antes de dirigirse a París, han permitido sacar de Kabul a unos 2.500 afganos.

En Alemania, la ministra de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, no dio fecha para el final de las operaciones, pero reconoció la amenaza terrorista y apuntó que «la fase 1 de evacuación urgente se va a cerrar» y que por ello es «más importante aún pasar sin interrupciones a una fase 2», que será «de naturaleza más diplomática».

Ello para garantizar que todos los empleados locales que así lo deseen puedan abandonar Afganistán en las próximas semanas y meses.

En Países Bajos, su ministra de Exteriores, Sigrid Kaag, aseguró que “Estados Unidos informó (a su Gobierno) de que tiene que marcharse hoy” de Afganistán, por lo que “probablemente se llevarán a cabo los últimos vuelos (de evacuación)» en esta jornada.

“Ya no se puede ayudar” a la gente a acceder al aeropuerto de Kabul y solo podrán subir a los aviones aquellos que ya estén dentro del aeródromo, apuntó Kaag.

El primer ministro belga, Alexander de Croo, señaló este jueves que su decisión de poner fin a la operación de evacuación que estaba llevando a cabo este país en Afganistán ha estado motivada por el elevado riesgo de que se produjeran atentados terroristas en el aeropuerto de Kabul.

De Croo señaló que la situación en el aeropuerto empeoró gravemente ayer y apuntó que fuentes estadounidenses y de otros países les habían advertido del riesgo de un atentado inminente, por lo que decidieron poner fin a la operación de evacuación en la tarde noche del miércoles.

En la misma línea se han situado las autoridades danesas, que han dado por terminada la evacuación de personal de Afganistán y consideran que ya no es justificable volar a y desde el aeropuerto de Kabul por el empeoramiento de la situación de seguridad.

La ministra de Defensa, Trine Bramsen, dijo a una televisión que ya no hay personal militar danés en Afganistán, pero que quienes hayan trabajado como intérpretes para el ejército danés y aún permanezcan en el país pueden contactar con el Ministerio de Exteriores para estudiar otras opciones de evacuación.

También el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, declaró este jueves oficialmente concluidas las tareas de evacuación de civiles de Afganistán por parte de su gobierno.

«Hoy termina la operación de evacuación que organizamos para los polacos y nuestros colaboradores de Afganistán», anunció Morawiecki en una rueda de prensa, en la que subrayó que «la misión estadounidense termina el 31 de agosto, la británica mañana, 27 de agosto, a más tardar el 28, la nuestra hoy».

«La operación concluyó» resumió a su vez hoy el ministro de Defensa húngaro, Tibor Benkö, tras haber sacado del país a 540 personas en 14 vuelos entre Kabul y la ciudad de Bujará de Uzbekistán

Gran parte del equipo estadounidense presente en Afganistán debe empezar a salir unos días antes de la fecha límite, lo que obliga a muchos países a poner fin a las tareas de evacuación incluso antes del próximo martes, día 31.

Pin It on Pinterest

Share This