Sus ventas alcanzaron 70.500 millones de euros en 2019.

Por AFP

El fabricante europeo de aviones Airbus anunció este jueves unas pérdidas netas de 1.360 millones de euros en 2019, consecuencia de provisiones excepcionales y a pesar de buenos resultados comerciales.

Airbus recuperó en 2019 el liderazgo mundial en la construcción de aviones, por delante de su competidor Boeing, en plena crisis por los problemas de su aparato 737 MAX.

Sus ventas alcanzaron 70.500 millones de euros en 2019, un aumento del 11%. En enero Airbus tenía pedidos para construir 7.725 aviones.

Pese a estos buenos resultados, las pérdidas se explican por cargas excepcionales de 5.600 millones de euros, que incluyen 3.600 millones de multas en Francia, Reino Unido y Estados Unidos para evitar un juicio en un caso de corrupción en contratos en una decena de países.

Airbus también tuvo que provisionar 1.200 millones de euros para su programa de avión de transporte militar A400M, que se ha encontrado numerosos obstáculos.

“Las ambiciones de exportar son cada vez más difíciles de alcanzar” para el A400M, indicó el presidente ejecutivo de Airbus, Guillaume Faury, citado en un comunicado.

Sin esos elementos excepcionales, el beneficio operativo ajustado de Airbus en 2019 fue de 6.900 millones de euros.

En consecuencia Faury consideró que el grupo “tuvo un muy buen ejercicio en 2019, con sólidos resultados financieros subyacentes, esencialmente relacionados con nuestras entregas de aviones comerciales”.

Pin It on Pinterest

Share This