Los vuelos a destinos de Centro y Sudamérica se pospondrán por la falta de seis Boeing 737 MAX. La aerolínea también dejará de volar a Shanghái para aumentar sus vuelos a Barcelona.

Por Expansión 

La falta de seis aviones Boeing 737 MAX llevará a Aeroméxico a suspender sus servicios en al menos cinco destinos desde la Ciudad de México. Además, la aerolínea estima una reducción de 3% a 4% en su capacidad total para el cierre del año, dijo Andrés Conesa, director general de Aeroméxico.

En una llamada con inversionistas para presentar sus resultados del segundo trimestre de 2019, el directivo detalló que los destinos en los que se pospondrán los vuelos serán Liberia (Costa Rica), Belice, Punta Cana (República Dominicana), Guayaquil (Ecuador) y Cali, en Colombia.

El cese de operaciones de las seis aeronaves y la falta de una adicional que se entregaría en este periodo, han ejercido presión en los resultados de la compañía, que ayer reportó una pérdida de 1,106 millones de pesos (mdp) en el trimestre y una baja de 2.6% en sus ingresos.

En su informe, Conesa anunció que aumentará la frecuencia de los vuelos entre Ciudad de México y Barcelona, al pasar de tres vuelos semanales a operaciones diarias, debido a la fuerte demanda en la ruta, y también como respuesta “a la decepcionante decisión del gobierno mexicano” -anunciada ayer-de aprobar la entrada de Emirates para conectar a la Ciudad de México con Dubai, ruta en la que Barcelona es punto de conexión.

Para tener la flota necesaria para las operaciones hacia la ciudad española, la aerolínea anunció la cancelación de sus vuelos hacia Shanghái, uno de los tres destinos asiáticos que la compañía tenía junto a Seúl y Tokyo.

“Pensamos que no es justo, no es la medida correcta, pero haremos todo lo que se encuentre en nuestras manos para tomar las acciones legales para intentar que esto no pase”, dijo Conesa y agregó que la decisión se tomó por falta de un cielo parejo entre ambas compañías.

La aerolínea Emirates, junto a Eithad Airways y Qatar Airways, ha sido acusada por compañías como Delta Air Lines, United Airlines y American Airlines de obtener subsidios ilegales por parte del gobierno, específicamente en cuanto a menores costos de combustible –un fuerte gasto para las aerolíneas– y tarifas aeroportuarias preferenciales.

Al respecto, Emirates ha dicho que los subsidios se dan en todas las regiones del mundo, e incluso se ha declarado en contra de las aerolíneas subsidiadas.

“Los gobiernos no deben proporcionar inyecciones de capital, préstamos o financiamiento a las aerolíneas, independientemente de su participación en ellas. Todos los gobiernos deben perseguir la liberalización y apertura de los cielos con el objetivo de terminar con el mayor subsidio de todos: la protección ‘aero-política’”, indicó Tim Clark, presidente de la aerolínea.

Pin It on Pinterest

Share This