Grupo Aeroméxico estima incrementar 17% sus vuelos, unos 7.500 viajes adicionales al año, en conjunto con Delta

Por Expansión 

Aeroméxico confía en que en 2016 esté todo listo para la nueva concentración con Delta, en un año que empezó con un impacto en su gasto operativo debido a la depreciación del peso frente al dólar. La aerolínea, que solicitó un nuevo joint venture con Delta en mayo del año pasado, espera que esta semana la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) autorice la concentración con su socio estadounidense, que ya analizó el pleno del órgano regulador.

“Estamos confiados de que esta semana recibiremos la autorización de Cofece y la aprobación del acuerdo en el Senado, así que la única solicitud pendiente estará en el lado estadounidense”, comentó este martes Andrés Conesa, director general de Aeroméxico, en conferencia telefónica tras presentar su primer reporte trimestral del año.

Aeroméxico y Delta esperan la autorización del gobierno de Estados Unidos y de las diversas autoridades en México para que puedan coordinarse en rutas, aeronaves, pasajeros y precios. Como parte de esta nueva alianza, la aerolínea estadounidense quiere controlar hasta 49% de Aeroméxico, a través de una oferta pública que le permitirá adquirir más acciones de la empresa.

Andrés Conesa señaló que espera que esta última transacción se complete entre julio y septiembre de 2016.

Estos movimientos en el negocio de ambas compañías se dieron en medio de un largo proceso de negociación entre México y Estados Unidos, que culminó en la modificación al acuerdo bilateral aéreo para liberar más rutas entre estos dos países. Esto abre la puerta a que el gobierno estadounidense apruebe un joint venture entre aerolíneas de ambas naciones. También permitirá la entrada de más jugadores a destinos que estaban restringidos.

Este martes, el pleno del Senado aprobó este nuevo acuerdo bilateral, por lo que resta sólo el intercambio de notas diplomáticas para que entre en vigor.

“Nuestra aplicación para Antitrust Inmunity figura legal que permitirá la concentración en Estados Unidos— permanece en el proceso de aprobación regulatoria por parte de las autoridades de Estados Unidos (el Departamento de Transporte) y México (la Cofece). Sujeto a esta aprobación, esperamos iniciar nuestro nuevo joint venture más tarde este año”, dijo Conesa en la conferencia telefónica.

Con la entrada en vigor del convenio bilateral aéreo entre México y Estados Unidos, Grupo Aeroméxico estima incrementar 17% sus vuelos, unos 7.500 viajes adicionales al año, en conjunto con Delta. Actualmente, tienen unos 50.000 vuelos en promedio al año.

Al finalizar 2016, Aeroméxico espera terminar con 130 aeronaves en su flotilla: las dos más importantes serán los 787-9 aviones transatlánticos de fuselaje ancho—, que serán entregados en el último periodo de este año.

Pin It on Pinterest

Share This