En los Estados Unidos, en febrero, las ventas de vivienda de segunda registraron una caída de 3,7%

Por Revista Summa

La semana pasada, la primera gran derrota de la administración Trump y algunas señales de debilidad de las cifras económicas detonaron la mayor corrección en el mercado accionario estadounidense en cerca de 5 meses. Lo anterior contrastó con un mayor apetito de los inversionistas por los mercados latinoamericanos y en particular en Colombia tras el recorte en la tasa de intervención. Esta semana se espera un aumento en la volatilidad del mercado internacional y una posible corrección a la baja en el mercado accionario estadounidense.

El viernes pasado, el presidente de los Estados Unidos solicitó al líder de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que retirara el proyecto para reformar el Obamacare ante la falta de apoyo de su propio partido. Esta representa la primera gran derrota de su administración, por lo que cancelaron la votación y retiraron el texto. Este proyecto era visto por los inversionistas como el camino para implementar la amplia agenda de Trump que incluye la reforma tributaria y el gasto de infraestructura, estas entre las razones del fuerte repunte del mercado accionario desde noviembre pasado.

En los Estados Unidos, en febrero, las ventas de vivienda de segunda registraron una caída de 3,7%, superior a lo esperado por el mercado (-2,5%). Por otra parte, a la semana que terminó el 18 de marzo, las solicitudes de desempleo alcanzaron 261.000 (esperado 240.000), el nivel más alto desde mediados de diciembre. Así mismo, la cifra preliminar a marzo del Índice de Gestores de Compras PMI (por la sigla en inglés Purchasing Managers Index) de manufacturas como de servicios estuvo por debajo de lo esperado por el mercado (53.5 y 52.9 unidades respectivamente, inferior a lo esperado por el consenso del mercado; 54.8 y 54 unidades).

Estas cifras han generado debilidad del dólar frente a las principales monedas del mundo y frente algunas monedas latinoamericanas. La última semana, el índice DXY, que compara diariamente el comportamiento del dólar estadounidense frente a las otras seis principales monedas del mundo: el euro, el yen japonés, la libra esterlina, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, cayó 1.3%. En el caso de Colombia, la tasa de cambio cerró cerca de los 2,900 pesos, lo que representó una apreciación del peso frente al dólar de 0,4%.

En Colombia, el deterioro de la confianza de los consumidores puede continuar por el impacto en el aumento del IVA, deterioro de las cifras del mercado laboral y las noticias relacionadas con corrupción. No obstante, el déficit de cuenta corriente puede seguir siendo menor, la inflación puede ajustarse un poco más a la baja tras el proceso de normalización luego de los fuertes impactos en los precios en 2016, lo que puede traer nuevos recortes en la tasa de intervención en 2017.

Precisamente, el pasado viernes, la Junta Directiva del Banco de la República decidió bajar la tasa de intervención de 7,25% a 7%, con lo que se acumularon tres recortes desde diciembre. La decisión tuvo en cuenta la incertidumbre internacional, la debilidad de la actividad económica local, el riesgo de una desaceleración excesiva y señales de excesos de capacidad. En particular, menor crecimiento y mayor ajuste a la baja en la inflación local pesaron en la decisión. Con respecto al crecimiento los recientes datos de ventas al por menor, producción industrial y confianza del consumidor evidenciaron la debilidad de la economía. Por su parte, la inflación en febrero llegó a 5,18%, acumulando 7 meses consecutivos de caídas.

La decisión no fue unánime y anticipa mayores recortes en la tasa de intervención en 2017. Esta semana, los agentes del mercado estarán atentos a la publicación en los Estados Unidos de precios y ventas de vivienda, confianza del consumidor, Producto Interno Bruto y a los comentarios de algunos integrantes de la Reserva Federal (Charles Evans, Dennis Kaplan, Esther George, John Williams, Loretta Mester, Neel Kashkari y James Bullard). Además, del número de taladros que están funcionando en los campos petroleros. En Colombia, se conocerán las cifras de febrero del mercado laboral (esperado 10,9%) y de exportaciones (esperado US$2.872 millones).

Pin It on Pinterest

Share This