La popularidad de Bitcoin ha subido como la espuma, sin embargo el mundo de las criptomonedas va mucho más allá de un único sistema de pago.

Por Entrepreneur

En los últimos años hemos experimentado fluctuaciones significativas en el mercado cambiario México – Estados Unidos, alcanzando incluso la cotización histórica de 21.90 pesos por dólar. Según la Gráfica de Coyuntura del Banco de México, de 2011 al 2017, la conversión incrementó su costo un 180%, variación que aunque dolorosa para nuestros bolsillos, entra en los límites normales de los mercados regulados.

Sin embargo, para cotizaciones de gran volatilidad como sucede con las criptomonedas, picos de tres dígitos porcentuales resultan poco relevantes. Por ejemplo, si el mercado cambiario se comportara de manera similar al Bitcoin, que en diciembre pasado reportó una curva de crecimiento de 1,871% en CoinMarketCap, hablaríamos de un escenario en el que el precio de un dólar podría oscilar entre 18 y 300 pesos mexicanos en un lapso de 10 meses.

Tales índices han puesto el reflector sobre las monedas virtuales, resultando en un gran volumen de personas interesadas en obtener beneficio de estas divisas, la demanda ha sido tal que se calculan más de 21 millones de usuarios con cartera de Blockchain a nivel mundial, de acuerdo con Statista.

Aunque las caídas recientes en la capitalización de algunas criptomonedas han mermado la intención de compra, no cabe duda que la fiebre de Bitcoin seguirá nutriendo la estadística previa. Si tú, como miles, deseas formar parte de las filas de inversores de criptomonedas, existen tres pasos importantes a considerar.

1. Investiga

Uno de los grandes obstáculos en el desarrollo del mercado de criptomonedas es su juventud. Al ser una tecnología reciente, el desconocimiento ha sido un lastre que ha venido marcando su reputación. Y para entender el funcionamiento de estas plataformas, blockchain es un concepto fundamental.

“Bitcoin nació como un sistema de intercambio electrónico de dinero entre particulares, permitiendo hacer transacciones sin depender de la autorización o verificación de ninguna institución, sino que habilita operaciones de manera autónoma e independiente. La tecnología que soporta y registra estos intercambios se llama blockchain, y su propuesta se basa en un sistema de balance contable abierto y transparente en el que todo mundo puede ver cómo funciona y que no puede ser manipulado”, describió José Rodríguez, Vicepresidente de Pagos en Bitso.

Podemos equiparar, hasta cierto punto, la tecnología de blockchain con un tablero de gato. Como usuario tienes una firma que te identifica personalmente (X, O) y que no puede ser replicada o alterada, este elemento va señalando los movimientos realizados, así como los espacios ocupados y disponibles. El tablero es siempre visible a jugadores y espectadores, pero nadie puede modificar la tirada una vez plasmada en el papel.

En contraste con la dinámica tradicional del juego, en el mundo del blockchain los cuadrantes y firmas se extienden indefinidamente y puede monitorearse el desarrollo de la partida en tiempo real, sin importar donde se encuentren los involucrados.

“La tecnología se puede usar para diferentes funciones, no sólo para la transmisión de valores, por eso existe una gran variedad de tokens en el mercado. Cada una de estas criptomonedas tiene un documento base en el que explican sus objetivos, para que fueron creadas, y antes de invertir en alguna es vital conocer sus características y ponderar la viabilidad de utilizarlas y el cómo. Muchas personas quieren ver esto como una inversión o un resguardo de valor, pero hay también quien lo emplea como una opción para pagos internacionales, para envío de dinero o incluso para desarrollar sus propios proyectos o aplicaciones”, puntualizó.

Hay casi 900 monedas virtuales enlistadas en la plataforma CoinMarketCap, muchas de las cuales han sido creadas para un uso verticalizado. La KODAKCoin es un ejemplo, al ser un token diseñado para el pago de derechos y licencias de fotografías.

2. Planea

Tras conocer las condiciones y reglas del juego, es necesario diseñar una estrategia para capitalizar las características y funcionamiento de la o las divisas que elijas, especialmente si lo que buscas es conseguir rendimientos.

“2017 fue muy bueno para las criptomonedas, de una capitalización aproximada de 17,000 dólares se registraron aumentos de poco más del 4,000%. En el último trimestre hubo mucha euforia entre usuarios que no sabían del todo en qué consistía la tecnología, es importante entender que son cotizaciones altamente volátiles y especulativas que se rigen por la ley de la oferta y la demanda, como en el mercado de metales o el de acciones”, explicó Rodríguez.

Las semejanzas entre el intercambio de monedas virtuales y las posturas bursátiles no son pocas, por lo que es posible aplicar una frase recurrente en Wall Street que describe tres enfoques al momento de abordar una oportunidad de inversión: “Los osos ganan dinero, los toros ganan dinero y los cerdos van al matadero”.

Esta analogía, aborda cada perfil de la siguiente manera:

  • Los osos piensan que el desempeño del mercado será a la baja. Invierten en fondos estables y tratan de generar ganancias a pesar de las condiciones del mercado. Hacen dinero porque juegan a lo seguro.
  • Los toros son optimistas. Invierten en acciones y creen en ellas. Saben que el mercado está en constante movimiento e intentan aprovechar esas subidas y bajadas para maximizar sus recursos. Apuestan por algo y lo mantienen sin importar las circunstancias. Los toros se vuelven ricos porque confían en que el mercado tiene una tendencia alcista.
  • Los cerdos son oportunistas, toman decisiones a partir de sus emociones y estado de ánimo. Compran cuando ven que el mercado va bien y cuando se registra una caída venden, dominados por el miedo. El objetivo de invertir es comprar cuando los precios son bajos y vender cuando las cotizaciones suben, ellos hacen lo contrario y terminan con márgenes negativos.

De cambios repentinos, frecuentes y radicales, la inversión en criptomonedas es considerada de riesgo, ya que puede resultar en ganancias exorbitantes o llevar al usuario a la bancarrota. Ante este panorama, el esquema del toro es el más adecuado, donde la aportación más grande que tiene que hacer el usuario es su confianza.

“Por la naturaleza de los sistemas, aproximadamente cada tres o cuatro meses tiene que haber una corrección de los valores, trayendo cambios de aproximadamente 30% en la cotización. Los ajustes de diciembre dieron variaciones del 47% y se aplicaron al mercado en general, lo que acarreó una ola de pánico en las comunidades más inexpertas, llegó mucha gente con la idea de hacer dinero rápido y que tras la caída decidieron salir del mercado de criptomonedas. Generalmente este tipo de movimientos resultan positivos en el largo plazo, pero si llegas sin un plan de inversión y sin conocimiento de la tecnología es más probable que te dejes llevar por el miedo”, observó.

3. Compra

Existen diferentes sitios de compra-venta alrededor del mundo, cada uno determinado por sus propias políticas y valores de mercado, algunos incluso dedicados a divisas específicas. Muchos servicios manejan equivalencias en dólares, por lo que la tasa cambiaria podría impactar en tu presupuesto.

Pin It on Pinterest

Share This