Sanciones podrían llegar hasta los 46 millones de colones, en caso de no cumplir con estas obligaciones.

Por Revista Summa

Más de 337 mil sociedades, deberán presentar la actualización anual del Registro de Transparencia y Beneficiarios Finales. El Registro de Accionistas, debe llevarse a cabo ante el Banco Central de Costa Rica, antes del próximo 30 de abril.

En caso de no cumplir con esta obligación, las sociedades se exponen a sanciones que van desde el cobro de 3 salarios base (¢1.400.000), el 2% de la cifra de los ingresos brutos de la persona jurídica o estructura jurídica e incluso multas hasta de 100 salarios base equivalente a 46 millones de colones aproximadamente.

Si usted no presenta la declaración, se expone a una sanción económica y no podrá emitir personerías jurídicas de su sociedad. 

“Desde Grupo Camacho Internacional, instamos a los contribuyentes a procurar asesorarse de profesionales que, más allá del mero llenado de la declaración, puedan hacer un diagnóstico fiscal de la situación. Que vean de manera integral que, el vencimiento venidero no es un deber más, sino un deber que impulsa la oportunidad de mitigación de los riesgos tributarios con los que ha vivido el contribuyente hasta hoy. Frente a estos cambios combinados y no aislados, se puedan tomar decisiones con sensatez y no con ligereza“, manifesto su Presidente Carlos Camacho.

¿A qué me expongo?

Quienes no realicen la declaración serán notificados al día siguiente de vencido el plazo para la presentación y podrían tener dos tipos de sanciones.

Sanción económica es una multa proporcional al 2% de la cifra de los ingresos brutos de la persona jurídica o estructura jurídica, en el período del impuesto sobre las utilidades, anterior a aquel en que se produjo la infracción, con un mínimo de tres salarios base y un máximo de cien salarios base.

Otros tipos de sanción: El Registro Nacional no podrá emitir certificaciones de personería jurídica o inscribir documentos a favor de los sujetos obligados que se encuentren en la lista de incumplidores, salvo para el caso de inscripción de responsables del suministro de la información.

El Registro de Accionistas, además, podrá ser empleado por la Administración Tributaria para definir si fiscaliza o no, a un contribuyente o grupo de contribuyentes. Esta declaración visualiza para las autoridades grupos económicos que antes pasaban desapercibidos.

“Componer un grupo económico per se, no es un problema. El problema es que muchas personas tienen múltiples sociedades de negocios o inactivas que tienen obligaciones adicionales por tener los mismos beneficiarios finales. Si es su caso, es importante revisar con su asesor fiscal para descartar que tenga riesgos tributarios que se conviertan en multas e intereses,” explicó Camacho.

La información facilitada en el Registro de Accionistas complementa los datos que Hacienda ya tiene de su negocio y le permite identificar inconsistencias entre sus ventas con factura electrónica, sus declaraciones y el patrimonio de sus sociedades. La Administración Tributaria es la entidad pública encargada de la atención de dudas y consultas; además, puede escribir al correo infoyasistencia@hacienda.go.cr en caso de requerir más información. También puede contactar a Grupo Camacho Internacional para asesorarse, al teléfono 2280 2130 o al correo info@grupocamacho.com

Pin It on Pinterest

Share This