El mercado panameño demanda profesionales ejecutivos en el nivel de maestría y posgrado que, además de poseer competencias técnicas, sean «profesionales proactivos, emprendedores y con altos valores», dijo a La Estrella Noemí Castillo, rectora en Panamá de la red de universidades Laureate, Universidad Interamericana y ULACIT.

De acuerdo con Castillo, en el nivel de educación superior la demanda se concentra en el área gerencial.

«Panamá es un centro financiero y comercial desde los años 70 por eso tiene mucha demanda las carreras de gerencia estratégica y finanzas».

El mercado de la educación ejecutiva penetra mayormente en los profesionales que ya están trabajando en mandos medios y que aspiran a ascender en la escalera corporativa.

«El relevo de la clase ejecutiva panameña deber saber hacer y saber ser», opinó Castillo.

La inversión en una carrera a nivel superior ronda los US$8.000 y toma entre 2 a 4 años en completarse. «La educación superior es la manera de garantizar la calidad y la sostenibilidad. Los ejecutivos de hoy en día no pueden dejar de aprender los temas ligados a la demanda del país», concluyó la rectora.

Este año, como resultado del descalabro moral y público de altos mandos como Madoff y Stanford, y el centenario de la escuela de Negocios, los estudiantes de la Universidad de Harvard crearon un juramento hipocrático para quienes se gradúen de programas de maestrías de administración de negocios (MBA).

El juramento fue incluido en el top 100 de las ideas que están cambiando el mundo.http://www.laestrella.com.pa/mensual/2009/12/21/contenido/183152.asp

Pin It on Pinterest

Share This