Hoy se podría anunciar la venta de las operaciones del BNP Paribas en Panamá. Todo apunta, a pesar de que hubo conversaciones con bancos locales y regionales, que será finalmente el canadiense Scotiabank el que selle el contrato de compraventa, publicó La Prensa de Panamá.

«Hay detalles que afinar, pero se espera que en las próximas horas se le esté informando a la Superintendencia de Bancos del acuerdo», dijo una fuente conocedora del tema, que prefirió no ser identificada.

Aunque no se tienen claro los detalles de la transacción, fuentes bancarias dan por contado que el Scotiabank se quedará con el grueso de las operaciones en Panamá, que incluyen banca corporativa, privada y las operaciones de fideicomiso.

A octubre este banco, que opera en Panamá con tres distintas licencias y cuenta con una cartera de banca privada de primera línea, sumaba préstamos por $1,756.5 millones y depósitos por $2,534.6 millones.

Hace tres meses el banco francés, luego de 57 años de presencia en Panamá, decidió que se retiraba de esta y otras plazas latinoamericanas por motivos estratégicos y políticos» y por presiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico sobre los países considerados «paraísos fiscales», entre los que figura Panamá.

Los activos totales de esta entidad, que en su origen comenzó como Banco Fiduciario de Panamá, ascienden a US$2.619,6 millones, además tiene US$842,9 millones en activos líquidos, US$5,8 millones en inversiones y otros activos por US$14,3 millones y un capital de US$52,9 millones. El banco ya cerró sus negocios en Costa Rica y Uruguay y redujo sus operaciones en Argentina.www.prensa.com

Pin It on Pinterest

Share This