Los trabajos de ampliación del aeropuerto de Tocumen ya cumplieron dos meses, y hasta el momento las obras no están recibiendo supervisión externa, informó La Prensa.

El pasado mes de julio, durante la pasada administración de Tocumen S.A, la entidad convocó una licitación pública por mejor valor para contratar a una empresa que supervisara la ejecución de las obras.

Ocho empresas participaron en el concurso. Los sobres se abrieron el 29 de septiembre. La mejor propuesta económica fue la realizada por la empresa Applus Norcontrol con US$1, millón.

Durante la fase de verificación, la comisión evaluadora se percató de que en el pliego de cargos se había asignado al precio un peso relativo de 24,4, cuando la Ley de Contratación Pública exige que su ponderación no sea inferior al 30%.

La junta directiva de Tocumen, presidida por el viceministro de Economía, Frank de Lima, decidió rechazar las propuestas recibidas y modificar el pliego de cargos de acuerdo a la ley, dándole a los aspectos económicos un peso de 30,2%, a los financieros, un 17,6% y a los técnicos, un 52,2%.

«El proceso iba a tener vicios de ilegalidad y se optó por echar para atrás», comentó un miembro de la junta directiva.

El 25 de noviembre se volvió a convocar a las empresas. En esta ocasión acudieron siete candidaturas, siendo la mejor oferta la de The Louis Berger Group, con US$1,16 millón.

Una nueva comisión evaluadora está analizando las propuestas y el contrato se podría adjudicar en las próximas cinco semanas. Mientras tanto, la supervisión está siendo dirigida por la Gerencia de Proyectos y Mantenimiento del aeropuerto, informó Tocumen S.A.

El presidente de la junta técnica de Ingeniería y Arquitectura, Ernesto De León, se mostró preocupado ante la falta de un supervisor externo e independiente, «porque eso es lo que garantiza que la obra se está ejecutando de acuerdo a planos y cumpliendo las especificaciones técnicas».

Justo Arosemena, gerente general del Consorcio Aerotocumen, empresa que se adjudicó la ampliación por US$68,65 millones, consideró que el retraso en la contratación no supone mayor problema para la ejecución de las obras, ya que Tocumen tiene «buenos profesionales y los comités se hacen regularmente».

El consorcio, que debe entregar la obra en el primer trimestre de 2011, ha avanzado en el cierre del área que se va a intervenir y el pilotaje de una parte del muelle norte, entre otras actuaciones.www.prensa.com

Pin It on Pinterest

Share This