Al igual que los que tienen Estados Unidos y la Unión Europea, Costa Rica trabaja en la creación de su sello de calidad para garantizar que un producto cumple con todas las reglas técnicas establecidas en el país, informó El Financiero.

Con ello, se pretende cumplir con los compromisos internacionales en materia de evaluación de la conformidad y mejorar la competitividad de las empresas nacionales dando confianza en las transacciones de bienes y servicios.

El proyecto, en una etapa incipiente, es un trabajo conjunto entre varias instituciones y su base es la ley 8279, que crea el Sistema Nacional para la Calidad.

Al igual que sucede con cualquier reglamento técnico en el país, tanto los productos nacionales como lo importados deberán obtener este sello. Todo dentro del Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

«Sean productos nacionales o de cualquier país del mundo, en un futuro se estaría exigiendo el sello de conformidad a los productos que sean incluidos en dicho mecanismo», explicó Edgar Tenorio, negociador del Ministerio de Comercio (Comex).

Algunas de las entidades participantes son el Instituto de Normas Técnicas de Costa Rica (Inteco), el Ministerio de Economía Industria y Comercio (MEIC), la Entidad Costarricense de Acreditación (ECA), la Cámara de Industrias, la Cámara de Comercio, la Comisión Nacional del Consumidor y Comex.

Aunque en este momento no existe un sello de tal naturaleza, en el país se lleva un control con certificados y registros, pero con el sello se centraliza y da uniformidad a las normas a cumplir.

Por el momento, el proyecto se encuentra en una etapa de contextualización, para conocer cuáles países tienen este tipo de sellos y cómo han llevado a cabo las iniciativas.

Según Tenorio, del Comex, México y China aplican estas garantías, así como la Unión Europea en algunos productos.

Estados Unidos tiene diversos tipos de sellos de conformidad, afirmó Luisa Díaz, asesora de competitividad y ambiente de la Cámara de Industrias.

Un ejemplo es el Underwriters License (sus siglas son UL), que garantiza seguridad.

En este momento se desconoce cuándo estará listo el proyecto y el costo que implicará a una empresa obtener esta acreditación.

Luisa Díaz, de la Cámara de Industrias, aseguró que estos sellos de calidad permiten una mejor administración y provecho de los tratados comerciales ya firmados y este trabajo se debió comenzar desde la firma del primer tratado comercial en 1995, con México.

«Esta es una iniciativa que se ha postergado y ahora hay que asumirla. Esto impulsa competitividad de lo producido en el país», dijo Díaz

Sin embargo, Edgar Tenorio, del Comex, desliga la creación de este sello de los tratados comerciales. «El sello es una decisión que no tiene nada que ver con los tratados de libre comercio, ya que desde tiempos remotos el país importa una serie de productos, aún cuando no existían tratados, y esos productos que ingresaban al país igualmente estaban sometidos a algún tipo de evaluación para confirmar que cumplen los requerimientos nacionales», afirmó Tenorio.http://www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2009/diciembre/20/economia2187311.html

Pin It on Pinterest

Share This