En una conferencia de prensa realizada el sábado en el marco de las Reuniones Anuales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial señaló que la crisis económica internacional ha revertido el impresionante crecimiento económico de los últimos años en los países emergentes de Europa y Asia central, asestando un duro golpe a las familias a raíz del aumento del desempleo y la pérdida de sus ingresos.

Sostuvo, además, que pese a su debilidad financiera, los Gobiernos tendrán que proteger a los pobres y al mismo tiempo fortalecer las instituciones y la infraestructura para atraer a los inversionistas.

\»La crisis financiera y económica internacional ha golpeado, literalmente, a los hogares de muchos países emergentes de Europa y Asia central\», sostuvo Philippe Le Houérou, vicepresidente de la Oficina Regional de Europa y Asia central del Banco Mundial. \»Lo que comenzó como una crisis financiera se ha convertido en una crisis social y humana. La crisis internacional se desencadenó inmediatamente después de las crisis de los alimentos y los combustibles, que ya habían debilitado a los habitantes de la región al reducir su poder adquisitivo. Hoy, el aumento de la pobreza y el desempleo está empujando a la pobreza a muchos hogares y está agravando la situación de aquellos que ya son pobres\».

http://web.worldbank.org/WBSITE/EXTERNAL/BANCOMUNDIAL/NEWSSPANISH/0,,contentMDK:22338545~menuPK:51191012~pagePK:34370~piPK:34424~theSitePK:1074568,00.html

Pin It on Pinterest

Share This