Miles de empleos y hasta US$56.000 millones en exportaciones de tecnología estarán en riesgo como consecuencia del conflicto tecnológico, según la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación.

Por Expansión

Si Google se divorcia de Huawei tal vez tú te quedes sin actualizaciones para tu smartphone; sin embargo, a nivel global las cadenas de suministro de tecnología se romperán imponiendo costos económicos, políticos y sociales para el mundo.

A raíz de estos desencuentros comerciales entre China y Estados Unidos y las restricciones comerciales impuestas a Huawei, la Fundación de Tecnología de la Información e Innovación (ITIF por sus siglas en inglés) proyectó que de continuar las restricciones de uso de tecnología entre China y EU, este último podría perder entre 14,100 y US$56,000 millones en en exportaciones de tecnología durante el próximo lustro y se pondrían 74.000 trabajos en riesgo.

“Tecnologías avanzadas moldean ventajas competitivas para las naciones en el mundo, incluido Estados Unidos. Limitar las exportaciones estadounidenses puede echar atrás a firmas de americanas en la carrera global por la innovación, lo cual limita su capacidad de crecimiento y creación de empleo”, dijo Stephen Ezell, vicepresidente de ITIF en un reporte del instituto posterior a las sanciones impuestas a Huawei.

La consultora Euromonitor advierte que si bien Huawei puede verse afectado por no contar con tecnología de Google o Intel, las firmas estadounidenses son las que más pierden, pues la tecnológica china compra US$11.000 millones de tecnología a Estados Unidos y no requiere tanto de la tecnología occidental como viceversa aunque el ejecutivo de Huawei ve consecuencias más globales a este conflicto.

“Desmantelar las cadenas globales de suministro será muy dañino no solo para EU y China si no para todos, porque todos recaemos en esencia en productos globales”, advirtió Andrew Williamson, vicepresidente de asuntos públicos de Huawei.

En entrevista el directivo advierte que más allá de los impactos que puedan sufrir sus ventas de smartphones, por las restricciones en el uso del sistema operativo Android – luego que Google rompió relación comercial con la china- ven que otros de sus negocios como el desarrollo de tecnologías de redes 5G e internet de las cosas puedan tener consecuencias negativas para ellos pero también para otras firmas.

“Casi todos los productos que compramos es una combinación de compañías globales y los smartphones recaen en las cadenas globales de suministro. Nos solo Huawei si no otras como Apple. Restringir a Estados Unidos de manufactura de China es muy dañino. Las redes 5G también dependen de esto al igual que los servidores y data centers de Huawei”, dijo Williamson.

Sin embargo, en cuanto al impacto que todo esto puede generar en sus ventas, Williamson, ve que la empresa seguirá creciendo pese a todo.

“En el primer trimestre de 2019 crecimos 40% (en ingresos) pero aunque el mercado chino ha crecido mucho por los smartphones, y claro que nos afecta, aún con las restricciones más recientes tenemos una proyección de crecer 20% en 2019”, dijo.

Pin It on Pinterest

Share This