El desempeño de la industria aseguradora Guatemalteca durante el año 2010 ha sido relativamente estable, a pesar de la ocurrencia de dos eventos catastróficos de mediana relevancia (la tormenta «Agatha» y la erupción del volcán «Pacaya» a fines del mes de mayo) y en general el estancamiento de las primas del principal ramo de operación de la industria: Seguros de Vehículos Automotores, destaca Fitch Ratings en su informe «Sector Seguros de Guatemala: Preparado para Crecer en 2011″.

«Los avances en materia de costos de operación, especialmente de siniestros incurridos en el ramo de autos, y a pesar de la ralentización de primas, permitieron revertir el resultado operativo deficitario, aunque la industria aún presenta indicadores de siniestralidad y de cobertura combinada superiores al promedio de la región centroamericana», reza el documento hecho público hoy. La calificadora sugiere la existencia de oportunidades de mejora en el futuro. Si bien reconoce los eventos catastróficos y su impacto en el sector, «las adecuadas protecciones de reaseguros con que cuenta la industria compensarán de manera importante dichas presiones, se espera que el efecto neto sobre siniestralidad sea moderado y en muchos casos relacionado con el costo de reinstalación de las protecciones de reaseguros», dijo la entidad.

Dado el aún retador ambiente operativo, en donde la lenta recuperación económica, la aún alta inflación propia del sector seguros, y la persistencia de focos de competencia de precios en los principales ramos de operación, sugieren que la ligera mejora observada durante el primer semestre del año solo podría mantenerse bajo un escenario de siniestralidad controlada; siendo que grandes avances adicionales en materia de rentabilidad no son esperados durante el segundo semestre del año 2010, dijo Fitch.
Para el año 2011, Fitch estima que el crecimiento en primas podría ser más vigoroso, producto de la recuperación económica esperada, sin embargo, los costos iniciales de la implantación de las disposiciones de la nueva Ley de Seguros, junto con los aún elevados niveles de rivalidad comercial, podrían imponer presiones sobre la rentabilidad del sector durante el año. Si bien el sector asegurador Guatemalteco se ha caracterizado por niveles de capitalización inferiores a sus pares regionales, tendencia en parte también vista en el sector bancario de este país, la aprobación reciente de una nueva Ley de Seguros podría resultar en mejoras sostenidas en este respecto en el mediano plazo, siendo que otros avances en materia de constitución de reservas e inversiones, y en general de mayor transparencia del mercado, reforzaría al sector y deberían resultar en mejoras en el perfil financiero de la industria.
Al momento, Fitch mantiene 6 calificaciones de empresas aseguradoras a nivel nacional; todas ellas mantienen una perspectiva estable en sus calificaciones; tendencia que Fitch estima se mantendrá en el corto y mediano plazo.
Es importante destacar, que si bien en términos de tamaño el sector asegurador Guatemalteco destaca por su importancia relativa en la región, la realidad es que el mismo aún se encuentra muy por debajo de su nivel optimo en términos de penetración dentro de la actividad económica, con lo cual una vez sentadas las bases para una expansión sostenida: crecimiento económico, mayor bancarización, y en general un mayor esfuerzo comercial en la introducción de nuevos productos acordes con la realidad local; la industria aseguradora Guatemalteca podría experimentar un nivel de crecimiento superior al observado en el pasado reciente.
Metodología aplicada en este reporte: «Insurance Rating Methodology», del 16 de agosto de 2010.www.revistasumma.com

Pin It on Pinterest

Share This