Panamá debe definir con Colombia las reglas que se aplicarán para el mercado energético que se desarrollará entre los dos países, luego de completar el proyecto de interconexión que se construirá a un costo aproximado de US$400 millones.

Si Panamá necesita energía permanente eso se debe definir en un acuerdo o reglamentación, explicó Paulo Hernán Corredor, gerente de XM, filial de la empresa Interconexión Eléctrica de Colombia S.A. (ISA), durante una entrevista en su sede ubicada en Medellín.

Otra alternativa es vender solo el excedente de la producción que tenga el país, pero esto es parte de lo que tiene que definirse a nivel bilateral, añadió Corredor.

Además del mercado panameño, Colombia también podría exportar energía a otros países de Centroamérica que carecen de plantas de generación.

El 1 de abril de 2009 comenzó operaciones en Panamá la empresa binacional Interconexión Eléctrica Colombia Panamá S.A -ICP-, entidad responsable de viabilizar, construir y operar la línea de transmisión de energía entre ambos países.

En estos momentos se realizan los estudios técnicos y de impacto ambiental para construir los 600 kilómetros de la línea de transmisión que unirá a Colombia con Panamá desde la subestación Cerromatoso, en el departamento de Córdoba, hasta la subestación Panamá II, en la provincia de Panamá. La línea tendrá capacidad para transportar 300 megavatios de energía en su primera fase y posteriormente se podrá incrementar a 600 megavatios.

Según el cronograma del proyecto, en septiembre de 2010 debe culminar la fase de investigación y desarrollo para iniciar la construcción que se completará en 2013. La operación de la línea se tiene prevista para 2014.

Será desarrollado con la tecnología conocida como transmisión de energía en corriente directa de alta tensión.

Esta tecnología se utilizará por primera vez en Colombia y una de sus ventajas se centra en la reducción de pérdidas de energía durante el transporte.www.prensa.com

Pin It on Pinterest

Share This