Más que alcanzar la meta de recaudación de US$250 millones adicionales cada año a partir de 2010, las reformas tributarias que impulsa el Gobierno buscan cerrar los espacios legales para que las empresas no puedan evadir el pago de sus impuestos, según firmas consultoras, reportó El Diario de Hoy.

Además pretenden obtener la mayor cantidad posible de información sobre la composición del patrimonio de las empresas, para aplicar posteriores paquetes fiscales y recaudar los ingresos necesarios para equilibrar las maltrechas finanzas públicas.

Tales preocupaciones afloran durante los análisis de las reformas fiscales hechos por algunos centros de pensamiento y compañías consultoras.

En una jornada con representantes de empresas, la firma consultora Deloitte analizó algunas de las modificaciones tributarias que pueden afectar negativamente las operaciones. Enfatizaron en no falsear las declaraciones de impuestos, para no dar lugar a mayores fiscalizaciones de parte del Ministerio de Hacienda, y evitar así la formación de procesos judiciales en contra de los contribuyentes.

Hizo hincapié en el Código Penal, artículos 249, 249-A, 250, 250-A, 251, 251-A, 252 y 285, relacionados a la defraudación al Fisco y otros delitos fiscales como la evasión, apropiación indebida de retenciones o percepciones tributarias, reintegros, devoluciones, compensaciones o acreditamientos indebidos y falsedad documental agravada.

Para el director de impuestos de la compañía, Eduardo Amaya, \»se está ampliando el control tributario, y eso es positivo para que lleguen los recursos a las arcas del Estado\».

Sin embargo, señala que hay algunos impuestos específicos que son los que efectivamente van a hacer que el flujo de ingresos llegue al gobierno, pero que golpearán algunos sectores de la economía.

\»Si bien es cierto que el Código Tributario lo que está haciendo es cerrando vacíos de elusión y evasión fiscal, son las leyes de impuestos específicos las que harán que los ingresos lleguen a las arcas del Estado\», enfatizó.

El analista, sin embargo, dijo que es bueno que el gobierno trate de controlar los ingresos de los médicos y otros profesionales independientes, que si bien algunos son correctos en la declaración de sus impuestos, muchos pagan lo que quieren y no lo que deben.

Por su parte, la Fundación Nacional para el Desarrollo (Funde) sostiene que la reforma tributaria podría implementarse en dos tramos. El primero antes de fin de año y el segundo y más fuerte en el marco de la definición de los gastos prioritarios del gobierno. http://www.elsalvador.com/mwedh/nota/nota_completa.asp?idCat=6374&idArt=4286376

Pin It on Pinterest

Share This